DOBLE VARA DE MEDIR DE LOS PODEMITAS: NO A LA MISA EN LA PÚBLICA; SÍ A LOS 'SHOWS' DONDE ELLOS QUEDAN COMO DIOS

Monedero, como Pedro por su casa en TVE: acaba repanchingado en el sofá que pagan todos los españoles con sus impuestos

A muchos televidentes les quedó la opción de cambiar de canal si el espectáculo no era de su gusto antes que montar sainetes

No a las misas en TVE mientras puedan ser ellos los que quedan como Dios. Juan Carlos Monedero visitó el plató de ‘El acabose’, el programa del humorista José Mota, y se lo pasó literalmente en grande.

Tan cómodo y a gusto se sentía el ideólogo y co-fundador de Podemos que no tuvo reparos en repanchingarse sobre uno de los sofás que había en el plató.

Sofá, que habría que recordarle, habrán pagado todos los españoles con sus impuestos, tanto los que votan a Podemos como los que no–Carlos Herrera: «Los tipos de Podemos duermen la borrachera cuando La 2 de TVE emite las misas»–.

El partido de Monedero presentó una iniciativa en el Congreso donde se pedía que se suprimiera la emisión de la misa de las 12 del domingo en La 2–Irene Montero, la novia de Pablo Iglesias, propone meter sexo en el espacio dedicado a la Misa en La 2 de TVE–.

El argumento en el que se apoyó el secretario general Pablo Iglesias fue que RTVE es una corporación pública y por tanto se debía representar a toda la ciudadanía, deslizando así que muchos españoles ejercían su derecho libremente de no ver la retransmisión del rito religioso y por tanto no había motivos para continuar con ello–Rosario de palos a Pablo Iglesias a cuenta de la Misa de TVE: ‘A esas horas, los de Podemos están durmiendo la mona’–.

Lo que quizás no han dicho en la formación morada es que para que vamos a gastar en misas pudiendo quedar ellos como Dios. Eso es lo que pasó con Monedero. Un programa en el protagonizó varios ‘sketches’ con Mota, río, cantó -guitarra en mano- y no bailó de milagro–TVE pide disculpas por la retransmisión de la gala Drag Queen de Las Palmas–.

Si todos los demás continuarán la senda de demagogia empleada por ellos mismos para censurar los contenidos que no le parecen apropiados en la pública más de uno habrá pensado y con razón que por qué tiene que sufragar de su bolsillo el dantesco espectáculo del profesor universitario–El caos de Gundín y Sánchez en TVE permite a la oposición hacer trizas al PP–.

Sin embargo, en el siglo de la tecnología y la innovación existen pocas cosas más democráticas que el mando a distancia. Con él en la mano cada uno se expresa como quiere y tiene la posibilidad de elegir. Y de cambiar de canal sin montar sainetes, aunqu hubo quien tiró de las redes sociales para mostrar su disconformidad.

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído