El escrache en directo a Andrea Levy fue de vergüenza ajena

Lo de ‘LaSexta’ canta mucho, pero el problema es la ineptitud de ‘RTVE’

Pablo Iglesias justifica los ataques al rey Felipe VI y a Rajoy: "Es libertad de expresión"

Lo de 'LaSexta' canta mucho, pero el problema es la ineptitud de 'RTVE'

Lo que vivió "La Sexta Noche" contra una dirigente del PP ha puesto la cara colorada a los propios presentadores de la cadena verde de Atresmedia

Lo de LaSexta canta y mucho, pero ahí no está el problema real. Por mucha cancha que den a Podemos, por mucho que rebusquen a la busca de curas ‘culpables‘ cuando el asunto son los 16 inocentes asesinados por fanáticos islámicos y por mucho que permitan el linchamiento de dirigentes del PP, como hicieron este sábado con Andrea Levy, el drama es RTVE (Aunque los terroristas sean del ISIS y su jefe un iman musulmán, a laSexta siempre le queda energía para zurrar al PP y a los curas).

Al ente público, al que pagamos todos con nuestros impuestos, al que lleva la palabra ‘española‘ en el apellido, ni está ni se le espera en el debate sobre la unidad de España, las vinculaciones de políticos españoles con los verdugos chavistas de Venezuela o la amenaza terrorista.

Sus dirigentes, todos enchufados del PP, prefieren no meterse en harina, hacen contorsiones para no cabrear al ‘soviet socialista‘ que en la práctica cotidina controla los contenidos, y optan por una información suave, de aliño, sin aristas y digerible, que les evite confrontaciones con el Comité y les permita seguir en el cargo.

Lo han hecho a la ‘perfección‘, para sus mezquinos intereses, con motivo de la manifestación de este 26 de agosto de 2017 en Barcelona (Este es el hijo de puta proetarra que más insultó al Rey de España en la marcha de la ‘unidad’).

¿Se acuerdan de cuando TVE silenciaba los pitos y gritos al himno español en la Copa del Rey? Pues, han repetido la fórmula.

Los informativos de la TVE del absentista José Antonio Gundín maquillaron la marcha de este sábado, para dar una imagen tibia, sin pitos, gritos ni esteladas. Una manipulación de brocha gorda, dirigida a ocultar el aquelarre separatista que se vivió en la Ciudad Condal.

El periodismo tiene que ser objetivo o al menos intentarlo, pero no puede ser indiferente, sobre todo cuando hay valores fundamentales en juego ( Arturo Pérez-Reverte: «Es la guerra santa, idiotas»).

No abordamos los abusos desde una perspectiva neutral, como tampoco los horrores de la guerra, el hambre en el mundo o la tortura.

Y tampoco se podía ni debía enfocar esta manifestación como hizo la TVE, con la ‘asepsia‘ de un cronista deportivo narrando un futbol de una liga exótica y lejana

No fue una manifestación: fue un spoiler del 1-O; el aperitivo de lo que nos espera como el Gobierno Rajoy no espabile en los 34 días que restan hasta la fecha marcada en rojo por los indepentistas para su ‘referéndum’ en Cataluña. Y TVE lo transmitió con negligencia, con una ‘ingenuidad‘ letal para España y los españoles ( Vea a esta pacífica separatista destrozar carteles de «justicia y paz» por estar en castellano).

Lo que sobre el papel era un acto masivo contra los atentados islamistas se convirtió en un guateque político vomitivo, repleto de esteladas y pitidos contra Felipe VI, a quien el separatismo hasta culpó de los atentados, presentarlo como un traficante de armas.

Esto ya no es culpa de Gundín y compañía, sino de otros, pero lo del Monarca español, embutido entre dos adolescentes musulmanas, resultaba patético: como si la comunidad mahometana fuera la principal víctima del terrorismo islamista y no el entorno social, cultural y político del que brotaron los asesinos de La Rambla, Alcanar y Cambrils (Esta foto del rey Felipe VI es un grave error).

LA SEXTA A LO SUYO

Fiel a su estilo, considerada con su público y pensando en su audiencia natural, LaSexta estuvo en lo suyo.

Permitió, sin que nadie le replicará en directo, que Pablo Iglesias soltará muy ufano en prime time que los pitos y abucheos al Rey y a los miembros del Gobierno Rajoy son parte de la libertad de expresión de los ciudadanos: «La gente ha sacado sus banderas, es una cosa bella» («Es libertad de expresión»).

Dejó, casi literalmente porque fue en su propio plató, que corrieran a gorrazos a la popular Andrea Levy. El aluvión de abucheos, gritos e improperios que se abatió sobre la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP,  mientras estaba en directo en el set de la cadena, fue espectacular.

«Estoy aquí para defender esa libertad de expresión», repetía con cara de pasmo Levy y mientras se escuchaban de fondo gritos de «independencia» y «Felipe, fascista, es el terrorista».

Tuvo que salir escoltada. Ante el bochorno y conscientes de el escrache que había no favorece la imagen de Atresmedia, posteriormente,  en conexión con La Sexta Noche de Iñaki López y Andrea Ropero, los propios Cristina Villanueva, Hilario Pino y Javier Sardá no tuvieron otra que elogiar la «entereza» de la vicesecretaria popular.

Imprescindible reseñar que no fueron los únicos presentadores de La Sexta que han manifestado por lo menos extrañeza ante lo sucedido este sábado en las calles de Barcelona:

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído