La periodista aseguró en 2002 que no volvería a hablar, por una cuestión de decencia, del reality

La dignidad de María Teresa Campos tiene un precio: por un plato de lentejas se hace tertuliana de ‘Gran Hermano’

Jorge Javier, en sus tiempos de Antena 3, tampoco hablaba maravillas del 'experimento sociológico' de Mercedes Milá

La dignidad de María Teresa Campos tiene un precio: por un plato de lentejas se hace tertuliana de 'Gran Hermano'
María Teresa Campos con Jorge Javier Vázquez. PD

La ‘digna’ María Teresa Campos se sentará dentro de unas horas, la noche del 24 de septiembre de 2017, en el sillón de colaboradora-tertuliana del debate de ‘Gran Hermano Revolution’.

Sin embargo, lo de la ‘digna’ va por lo que hace tres lustros decía la periodista malacitana respecto del concurso de la casa de Guadalix de la Sierra. Está claro que hay declaraciones que no pasan la prueba del tiempo y el compañero Mike Medianoche, de Bluper, lo cuenta con todo lujo de detalles.

Según relata:

Con la llegada de la cuarta edición de ‘Gran Hermano’ apareció Sonia Arenas, una azafata residente en Granada dispuesta a lograr un sitio en el famoseo patrio, y tras salir como primera expulsada comentó que había tenido un romance con Bertín Osborne. María Teresa llevó a ‘Día a día’ al cantante, quien acusó a Sonia de tener «una boca llena de dientes» y le recomendó «ir al psiquiatra», alegando que todo era mentira. María Teresa se posicionó claramente del lado del intérprete de ‘Buenas noches, señora’ y denunció que personas como Sonia no debían tener sitio en las teles para difundir sus mentiras.

Explica que el rebote de Campos radicó en el fichaje de Arenas por otro programa de la cadena:

Poco después de esto, otro programa de la cadena, ‘A tu lado’ (magazine de las tardes que presentaba Emma García) anunció que fichaba a Sonia Arenas como colaboradora, algo que no sentó bien a la Campos; por ello, el miércoles 13 de noviembre de 2002, la Campos rechazó seguir dando cobertura a ‘Gran Hermano’ en el programa que dirigía y presentaba por cuestiones de «dignidad».

La propia María Teresa Campos fue clara:

Hay cosas que van pasando hasta que llega la gota de agua que colma el vaso; ya está, que cada uno siga su camino.

Zeppelin, la productora del reality, dijo entonces que no valoraban «lo que hace María Teresa Campos, ni en positivo ni en negativo». El silencio sobre ‘Gran Hermano’ se tradujo en una bajada de espectadores durante su corrillo.

Y tres lustros después, a la señora Campos la dignidad se le ha ido por el desagüe.

Sin embargo, no sólo Campos ha sido la única en rajar del concurso. En tiempos en los que hoy su presentador, Jorge Javier Vázquez, militaba en Antena 3, el reality era criticado abiertamente. Paradojas de la vida, hoy tiene la responsabilidad de sacarlo adelante y de remontar unas audiencias que él hundió en 2016.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído