Puigdemont cumple con los pronósticos y hace ante Évole un espantoso ridículo al demostrarse que se negó a apoyar un referéndum en el Kurdistán

Carles Puigdemont debe estar arrepintiéndose de haber concedido una entrevista a Jordi Évole a la que, fiel a las tesis y a los mitos del independentismo, fue escasamente preparado-Marhuenda se cepilla de una pasada a Hilario Pino y a Jordi Évole por dar voz al golpista ‘Cocomocho’—.

Tampoco es que el presentador de ‘Salvados’ pusiera mucho empeño en desacreditar al presidente del Parlament durante la primera parte de la conversación, sino que más bien se puso la soga él solo–El ‘equidistante’ Évole ya no engaña más: «¡Tenemos que votar porque es la única solución!»–.

Hasta el momento cumbre, que fue ya al final, cuando llegó el momento de poner sobre la mesa sus contradicciones en torno a otros referéndum convocados en otros ‘puntos calientes’ del planeta, Puigdemont había mostrado su falta de reflejos y de punch.

Por ejemplo cuando Évole tiró de hemeroteca y le puso un vídeo de Carme Forcadell, presidenta del Parlament, en su versión más racista y xenófoba, sugiriendo que los que votan y apoyan al Partido Popular en Cataluña y a Ciudadanos no eran del pueblo catalán:

Habrá sido un error (esas declaraciones) pero es una gran presidenta

Balbuceó Puigdemont, al que le quedaba por pasar aún lo peor. Así fue, su interrogador puso sobre la mesa la falta de apoyo de la entonces Convergencia -el partido de Puigdemont- a una moción presentada en el Parlamento catalán en el año 2014 a un referéndum en el Kurdistán–La fanática Rahola insulta a Évole por su “falta de compromiso con la causa”–.

Puigdemont primero dice que no recordaba lo que él voto, cuando sabía a la perfección la respuesta que le esperaba. Lo vio tan claro Jordi, que se cebó–Évole no aprende: vuelve a cobardear culpando del 1-O a la Guardia Civil tras ser amenazado por los separatistas–:

Évole: La casualidad ha querido que mañana lunes haya un referéndum por la autodeterminación del Kurdistán.

Puigdemont: Claro, estoy a favor del derecho de autodeterminación de todos los pueblos y el Kurdistán, por descontado que tiene ese derecho

Évole: En 2014 en el Parlament se presentó una moción a favor del Kurdistán, ¿usted recuerda que votó?

Puigdemont: No recuerdo lo que voté

Évole: Votó que no

Puigdemont: Pudiera ser

Évole: También se presentó en esa moción la posibilidad de dar apoyo al referendum libre y vinculante en el Sáhara. ¿Recuerda usted que votó?

Puigdemont: Seguramente voté que no

Évole: Pero es curioso que con la situación que había en el año 2014 ya en Cataluña ustedes votasen que no a dos referéndum de autodeterminación…

Puigdemont: Pero no estaban convocados. Si a mi me dicen que están convocados yo los apoyo en cualquier circunstancia. También en este momento

Évole: No veo el matiz

Puigdemont: Fíjese, yo pertenezco a un grupo que no ha sido habitualmente independentista.

Évole: Si, lleva militando ahí desde el año 80 siendo usted independentista y el partido no

Puigdemont: No conozco al detalle la política del Kurdistán, pero debe prevalecer allí, en Córcega, en Flandes, lo que el gobierno y la mayoría impulsa. Si un día Quebec, o en Escocia en estos momentos, un gobierno pretende hacer un referéndum sabe que puede contar con mi apoyo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído