TV3 es un pozo sin fondo, lleno de enormes subvenciones

La Generalitat de Cataluña ha fundido en su radiotelevisión independentista más de mil millones en cinco años

El 'holding' mediático del Gobierno catalán tiene un agujero de 800 millones de euros

La Generalitat de Cataluña ha fundido en su radiotelevisión independentista más de mil millones en cinco años
TV3, orgáno del independentismo en Cataluña. CT

La Generalitat catalana ha fulminado en su radiotelevisión autonómica más de mil millones de euros en tan solo cinco años (TV3 es el escudo y el ariete del Régimen Independentista de Cataluña).

El coste medio anual del ‘holding‘ mediático de la Generalitat ronda los 237 millones de euros.

Es el dinero público con el que el Gobierno catalán alimenta a este ente independentista, que aún así hace corto con esas enormes subvenciones y está anclado en los números rojos (Más bajo que TV3 ya no se puede caer: invitan al batasuno Otegi para que se ría de Albert Rivera).

Convertida en herramienta estratégica para transmitir el discurso identitario en el que se asienta el independentismo, TV3 y su radio hermana consumen dinero público a un ritmo medio de más de 25.000 euros por hora. Y, a pesar de ese caudal de recursos públicos del que se nutre, la radiotelevisión catalana acumula pérdidas año tras año.

En estos momentos, el agujero de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales ronda los 800 millones de euros (El ‘whatsapp’ que acojona a los separatistas: «¡Puigdemont, detenido y TV3, cerrada!»).

La documentación oficial de la Generalitat apuntaba a que, a finales de 2016, esas pérdidas acumuladas habían alcanzado ya los 779 millones de euros, 240 millones más que las pérdidas que arrastraba 10 años antes.

Como explica Roberto Pérez en ‘ABC‘ este 26 de septiembre de 2017, desde hace décadas, los sucesivos gobiernos nacionalistas instalados en la Generalitat han alimentado generosamente su particular ‘holding‘ mediático, al que han considerado como una de las piezas estratégicas al servicio de la causa soberanista.

El ritmo al que se ha dedicado dinero público ha sido -y sigue siendo- enorme. Por ejemplo, en 2012 se reservaron para tal fin 273 millones de euros en el presupuesto de la Generalitat, después de que en 2013 la radiotelevisión autonómica catalana hubiera dejado unas pérdidas de 23 millones de euros.

En 2014 el Gobierno catalán inyectó 237 millones de euros en este ente público, que aún así perdió aquel año 5,94 millones. Al año siguiente, en 2015, más de lo mismo: aterrizaron en la radiotelevisión 240 millones de euros procedentes de la Generalitat, pero el ente hizo corto con todo ese dinero y perdió otros 8 millones de euros.

Durante el presente 2017, en plena escalada secesionista, la Generalitat alimenta su ‘holding’ mediático con más de 236 millones de euros.

Ayuda económica del Estado y de la UE

La crítica situación de las arcas de la Generalitat no han impedido que la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales siga suficientemente alimentada con dinero público. Unos fondos, por otra parte, que a su vez se sostienen gracias al auxilio financiero que el Estado le presta a la Generalitat desde hace años.

El Gobierno catalán nutre de dinero a su ‘holding‘ mediático por diversas vías. La fundamental consiste en las subvenciones directas, pero también le inyecta fondos mediante contratos de prestación de servicios.

Además, en este ente también recalan fondos llegados desde el Estado y desde la UE. Por ejemplo, este año, en el presupuesto de ingresos de la radiotelevisión catalana aparecen consignados 159.638 euros procedentes del sector público estatal y 252.960 euros aportados por la Unión Europea.

Una plantilla de casi 2.300 empleados

La radiotelevisión pública de la Generalitat suma casi 2.300 trabajadores, muchos más que Antena 3 y Telecinco juntas. La cifra no incluye los puestos cubiertos por personal externo, subcontratado o autónomo.

Por una parte está la entidad de derecho público Corporación Catalana de Medios Audiovisuales -medio centenar de puestos de plantilla- que se encarga de recibir el dinero de la Generalitat y traspasárselo a la sociedad mercantil del mismo nombre, Corporación Catalana de Medios Audiovisuales.

Esta es la sociedad pública en la que se incardinan la televisión y la radio autonómicas catalanas, cuya plantilla orgánica asciende a 2.234 trabajadores.

Agencia de noticias de coste multimillonario

Además de la radiotelevisión pública, el ‘holding’ mediático de la Generalitat cuenta también con su propia agencia informativa. Se trata de la Agencia Catalana de Noticias, nombre comercial con el que opera Intracatalònia S.A., sociedad perteneciente a la Generalitat.

La Agencia Catalana de Noticias tiene una plantilla que ronda los 60 trabajadores, con unos gastos anuales de personal que superan los dos millones de euros.

Esta entidad también es soportada directamente con cargo al presupuesto del Gobierno catalán, que este año ha reservado 3,3 millones de euros para mantener a flote Intracatalònia: 2,1 millones de euros se los inyecta directamente como subvención; y otros 1,23 millones de euros se los abona mediante contratos de prestación de servicios entre Intracatalònia y el entramado de entes del sector público de la Generalitat.

Pese a estas multimillonarias inyecciones de dinero público, la agencia de noticias de Intracatalònia también está instalada en el déficit recurrente: arrastra unas pérdidas acumuladas que se aproximan ya a los 8 millones de euros.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído