La caída de un formato que agoniza

La audiencia sentencia a Jorge Javier: GH Revolution se pega una leche antológica

El programa, que llegó a alcanzar un 70% de cuota de pantalla, no tuvo anoche ni el 16%

La audiencia sentencia a Jorge Javier: GH Revolution se pega una leche antológica
Jorge Javier atacando a Nerea. TV

Telecinco continua quemando «Gran Hermano». Un recurso que ya no le funciona como antes.

Y es que uno de los formatos estrella de la cadena no entró con buen pie en la parrilla televisiva y, viendo el resultado de las primeras galas de su decimooctava edición, no parece que el espacio de Mediaset vaya a remontar sus datos de audiencia.

Como subraya Noelia Soage este 29 de septiembre de 2017 en ‘ABC‘, todavía es pronto para hablar de la muerte de GH, pero que agoniza lentamente es una sentencia firme que consolida la cuota de pantalla semana tras semana durante los últimos 18 años (que se dice pronto), según todos los datos aportados por Barlovento Comunicación.

El formato «revolucionario» de esta última edición ya ni convence a su público más fiel, que no deja de criticarlo día tras día e incluso ha llegado a pedir un boicot en las redes sociales y ha salido a la calle a manifestarse.

¿Una de las principales razones? Que ya no programan el 24 horas, una de las piezas fundamentales de este espacio.

Aclamado por las masas en sus primeras ediciones, «Gran Hermano» consiguió datos de audiencia que una televisión jamás imaginaría, llegando incluso a alcanzar el 70,8% de cuota de pantalla en la gala final de su primera edición y acercarse -e incluso superar- el 60% en muchas de sus noches durante sus tres primeras ediciones.
Los datos

La media de cuota de pantalla teniendo en cuenta todos los programas que se han emitido de las 17 ediciones de GH -un total de 313 galas- (excluyendo «GH Vip», «Express», «La casa en directo», «Última hora», etcétera) de este espacio hasta la fecha ha sido de 26,8%, es decir, casi cuatro millones de espectadores.

Una cifra que solo es mala si se compara con su progresiva caída a lo largo de los años.

El programa más visto de GH fue en su primera edición, con casi diez millones de espectadores. Y, en el caso contrario, el menos visto fue recogido en la 17 edición el pasado 8 de diciembre de 2016 con 1.871.000 de espectadores.

Eso significa que más de ocho millones de personas han dejado de ver este espacio con el paso de las ediciones.

Si algo respalda esta afirmación son los datos. La gala con más audiencia fue la del 21 de julio del 2000 con un 70,8% de cuota de pantalla y la gala con menos audiencia (a falta de los datos completos del «GH Revolution») fue la de su decimoquinta edición, el 28 de septiembre de 2014, con un 14,2%. La gala de anoche alcanzó un 15,7%, uno de los umbrales más bajos.

GH vs Telecinco

Por otro lado, es también interesante destacar que, en sus inicios, «Gran Hermano» superaba la cuota de pantalla de la cadena que le dio vida. Y considerablemente.

Al principio, Telecinco era una de las más vistas y el novedoso formato que encerraba en una casa a varias personas para ver cómo convivían las 24 horas del día, la mayor revolución que ha vivido la televisión. Teniendo en cuenta esto, el espacio superó en más del 25% la cuota de pantalla de la propia cadena.

Con el paso de los años, la audiencia ya dedicaba casi el mismo número de horas a ver Telecinco que «Gran Hermano». Tanto que en su octava entrega solo la superó por dos puntos. Finalmente, aunque depende del año, tal y como se muestra en el gráfico interactivo, desde su tercera temporada el programa no ha podido reducir a menos del 9% la diferencia con la cadena.

El peor dato de su historia

La recien estrenada decimoctava edición de «GH» es, por ahora, la peor de la historia del formato. Con tan solo tres galas emitidas, engloba una media de 13,6% de cuota de pantalla. Una media que desciende considerablemente del mínimo hasta el momento, en su 14 edición con un 18,4%.

A pesar de que Mediaset intentó atraer a los espectadores con la repentina sorpresa de que se había estrenado el programa con un centenar de personas conviviendo dentro de la casa de Guadalix, las críticas se fueron sucediendo una tras otra.

Los espectadores siempre han querido ver todo cuanto acontece en la casa en directo desde el primer instante. Por ello, su nuevo y «revolucionario» cambio de rumbo, no ha sido bien visto por la audiencia.

Se demuestra tras la baja cuota de pantalla que acumuló en la noche del lunes 18 de septiembre, durante su primera emisión, donde el espacio iba a presentar a los nuevos aspirantes. Pero los aspirantes a concursar en «GH Revolution» ni siquiera pudieron con «El Hormiguero»: 10,3% de share frente a un 14,3%.

Por otra parte, Telecinco decidió emitir su primera gala para hacer frente al estreno de TVE con «MasterChef Celebrity», pero no le salió nada bien. Aunque su arranque no fue malo, sí resultó ser el peor estreno de su historia: un 16,2% de cuota de pantalla.

Es normal que un formato como «Gran Hermano» se agote con el paso del tiempo. De hecho, los responsables del «reality» decidieron abandonar la franja del «prime time» de los martes ya que no están dispuestos a quedar semana tras semana en segundo lugar.

Así, por el momento, el formato de Telecinco emitirá su gala semanal los jueves, con la intención de recuperar algo del éxito que le precedió en sus primeros años.

La super fortuna de vértigo de Jorge Javier Vázquez

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído