Hasta el ‘tibio’ Zapatero salta como un resorte de su asiento ante las mentiras y el discurso victimista de Artur Mas

Si de algo sirvió el ‘Salvados’ de este 26 de noviembre de 2017, que juntó sobre una misma mesa al ex presidente de Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero con el ex presidente de la Generalitat Artur Mas, fue comprobar de nuevo que los independentistas seguirán siempre explotando el recurso del victimismo–Griso tira de hemeroteca para despedazar en diez segundos al oráculo separatista de Artur Mas–.

Esa fue la estrategia de Artur Mas, que volvió a presentarse como una víctima del malvado Estado que lleva desde 2006 poniendo palos en las ruedas a los ingenuos independentistas en sus anhelos de superar el autogobierno actual–El inhabilitado Artur Mas asegura que Cataluña no está preparada para la ‘independencia real’–.

Mas parecía olvidar que el Estado al que alude y aludió no es el PP, el partido que en aquel entonces presentó un recurso para declarar anticonstitucional aquel Estatut, o que sentado en frente de él estaba precisamente un presidente que sí apoyó ese texto y que discrepaba con la decisión de el Constitucional de trastocar algún que otro artículo–Junqueras propone que los catalanes paguen a escote los 5 millones prevaricados por Artur Mas–.

Pero lo peor no fue eso. Más llamativo si cabe fue que el dirigente independentista tuviese el morro de decir, delante de la cámara y ante todo el mundo, que tras aquellas negociaciones con Zapatero para dar luz verde al Estatut no salió del todo contento. Es más, aquello no le acababa de satisfacer–El ‘expresident’ Artur Mas nos cuesta a los españoles más de 300.000 euros al año–.

Ahí, el ‘tibio’ Zapatero, que hizo gala durante todo el debate de su famoso talante que permitió a Mas colocar sus soflamas independentistas con la aquiescencia de un nada equidistante Jordi Évole, saltó como un resorte y le recordó la gran sonrisa con la que Mas selló aquel acuerdo: «Pues no lo parecía. Se te veía bastante contento entonces».

Mas: Yo estaba en la oposición pero conseguimos avanzar aunque no lo hicimos a satisfacción de todo el mundo.

ZP: Nuestra reunión fue para dar un punto final a ese Estatuto que salió del Parlamento de Cataluña.

Yo apoyé ese Estatuto y lo llevé al Parlamento y allí lo defendí y también en Cataluña frente a una oposición muy dura del PP y de voces de mi partido…pero dentro de la Constitución

Mas: El Estatuto que saliera del Parlamento de Cataluña tiene que vislumbrar el anhelo de autogobierno del pueblo catalán. […]

Una vez presentadas las enmiendas una de dos, o nos quedábamos sin nada o negociábamos y yo no tenía la obligación de negociar nada, pero el presidente Zapatero me llamó y nos vimos cinco o seis veces en La Moncloa para acercar posiciones.

Y al final salió algo que no me satisfacía ni mucho menos

ZP: Pues no lo parecía. Estabas bastante contento

Mas: No te creas

ZP: Y si quieres buscamos en la hemeroteca cómo defendiste ese Estatut

Un Estatut, que curiosamente, contó con la campaña en contra de Esquerra Republicana de Cataluña. Cómo hemos cambiado.

Vídeo relacionado:Así defendía Artur Mas las palizas de los Mossos a los perroflautas del 15-M en 2012

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído