Trermendo cabreo en la Red de los seguidores de Puigdemont

La independista TV3 amarga el guateque a los manifestantes independentistas de Bruselas

Esta vez, por 'razones legales', la televisión pública catalana no estaba ahí para hacer labores de propaganda en favor del procés, como tantas otras

La independista TV3 amarga el guateque a los manifestantes independentistas de Bruselas
El prófugo Carles Puigdemont en la manifestación independentista catalana de Bruselas. RF

Inicialmente hablaron de 100.000 manifestantes y han sido 45.000, según la Policía belga, lo que no está nada mal y prueba que los independentistas catalanes siguen movilizados y dispuestos a volver a las andadas (Santiago González responde a la gran pregunta sobre quién pagará la gran carnavalada separatista de Bruselas: «¡Usted, imbécil!»).

En autobús, avión, coche privado y a unos 400 euros por barba, que es de media lo que le costó el ‘guateque‘ a cada uno de los fanáticos, los manifestantes tiñeron de amarillo el centro de la capital belga, clamando contra el franquismo, España y esa Unión Europea que no les hace ni caso (Carlos Herrera deja temblando a los separatistas con un atroz retrato de la «fanática e infantil» triada golpista).

Pero, como subraya Ana Isabel Martín en ‘Es Diario’ este 8 de diciembre de 2017, esta vez les chafó la

Los convocantes esperaban que la televisión pública ctalana hiciera de caja de resonancia de su hazaña en Bruselas y retransmitieran ésta en directo para toda Cataluña. Como en una Diada cualquiera (Pillan al exconsejero Turull intentando renovar su pasaporte pese a que el juez le ordenó entregarlo).

Pero se llevaron un chasco inmenso porque no contaron con que, estando en campaña electoral, TV3 y Catalunya Radio no iban a poder manipular a sus anchas porque la Junta Electoral las vigila de cerca. Y éste era claramente un acto partidista. Así que tuvieron que conformarse con Twitter y etiquetas como #WakeUpEurope.

La Junta Electoral Central acaba de advertir a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) de que puede sancionarla y denunciarla por la vía penal si no respeta la pluralidad y neutralidad informativas.

En Twitter han ido dejando constancia de su enfado. Ninguno de ellos, eso sí, ha dicho una palabra sobre que son medios públicos y Cataluña está en campaña. Sólo que se trata de otro intento del Estado español de amordazarlos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído