El jurado de 'MasterChef' se sienta en el 'Chester' de Cuatro

Jordi Cruz ‘se rompe’ y recuerda la «cerda mentira» que publicaron sobre él y el ventajismo podemita

"Me llevé todas las hostias por 'explotador'"

Jordi Cruz 'se rompe' y recuerda la "cerda mentira" que publicaron sobre él y el ventajismo podemita
Jordi Cruz.

El 10 de diciembre de 2017, el ‘Chester’ de Cuatro giró en torno a los sueños y a los soñadores. El primer invitado de la noche fue Jordi Cruz, el famoso cocinero y jurado de ‘MasterChef’ (TVE), que acaba de de conseguir uno de sus mayores anhelos: La tercera estrella Michelín para su restaurante Abac.

Nada más sentarse en el plató su invitado, Risto Mejide le dijo a Jordi Cruz:

Por fin. No se imagina la gente lo complicado que es que alguien que trabaja en otra cadena venga.

Acto seguido, Jordi Cruz admitió que siempre se ha guiado por los sueños, que de pequeño era «muy burro y muy malo en los estudios» pero que descubrió la cocina desde muy temparana edad y que no tenía más opciones que «ser cocinero o delincuente».

Un día nos fuimos a robar neumáticos mis hermanos y yo. Apareció la guardia Civil y nos pilló. Cuando el Guardia Civil nos llevó a casa y madre me dio el segundo bofetón, de tres, que me ha dado en mi vida.

Tras ver un vídeo de su hermano, que le enviaba un cariñoso mensaje, Jordi Cruz casi se pone a llorar:

Es la primera vez que me emociono en televisión. Es que tanto mi hermano como yo somos muy tímidos.

El invitado quiso explicar la razón  por la que tiene la fama de ser ‘el malo’ de ‘Masterchef’:

Yo soy cocinero. Mi finalidad es dar de comer. Mi madre y mis hermanos tienen miedo de que esto de la televisión haga que me pierda de mi objetivo.

Mi padre era alguien con tendencia a estar enfadado. Mi madre, sin embargo, ha entregado su vida entera a su familia. Mi madre para mí es una heroína.

Yo sufro la misma enfermedad que sufría mi padre. Que a veces no sabemos sentir. Mi padre nunca me dijo ‘te quiero’ ni yo a él. Yo recé por decirle ‘te quiero’ a mi padre antes de morir. El día que murió vi el vacío en sus ojos (tenía una enfermedad degenerativa) y le dije ‘te quiero’. Murió a las dos horas. Espero que me escuchara.

Yo nunca he sabido expresar mis sentimientos.

Fue opción mía ser el borde de ‘Masterchef’. Como no soy gracioso, pasé a ser el borde pero nadie me dijo que lo hiciera. Es que lo que vemos en televisión en una parte pequeña de mi mismo que se exagera peor soy yo, Yo cuando me exijo a mí mismo.

Es muy duro lo que pasó mi familia cuando acusaron a uno de los suyos de ser un explotador.

Daniel Lacalle pasa por la parrilla a los podemitas y asociados que trituraron a Jordi Cruz

Jordi Cruz recordó su polémica cuando declaró que sus becarios no cobraban ya que para ellos era un «privilegio trabajar» en su restaurante.

¡Esa entrevista [de El Confidencial] fue una cerda mentira! El medio digital esperó dos semanas a publicarlo y lo hizo el día del trabajador. Yo me llevo todas las hostias y soy el explotador, hasta que un Pablo Echenique o un Pedro Sánchez me meten en Twitter.

No se les paga a los becarios porque es un contracto de prácticas. Aunque yo no les llamo becarios, son chicos en prácticas, se les cubre las dietas.

Me criticaron por comprarme un palecete mientras no pagaba a los becarios pero, ¿sabes quién vive en el palacete? Mis becarios.

A los que hacen prácticas, no les necesitamos.

Y sobre su apariencia física, Cruz admitió:

A mí nunca me llamaron guapo antes de ‘Masterchef’. Yo pasé de ser un regordete a alguien a quien le llamaban guapo. No, no soy narcisista. Soy muy competitivo.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído