Periodismo

En el mundo del fútbol, no hay mejor combustible que el dinero. El magnate catalán de los medios de comunicación, Jaume Roures, cerebro mediático del golpe del 1-O, ha sido aplastado en los tribunales norteamericanos luego de descubrirse que altos ejecutivos de Imagina usaban facturas y contratos falsos para encubrir el pago de sobornos a funcionarios de las confederaciones de fúrbol.--Jaume Roures mangonea a Pedro Sánchez para colocar al frente de RTVE a la directora de ‘Público’ Ana Pardo de Vera--

Roures, que en España da lecciones de democracia y no acepta que nadie le sople en el cogote, ha mordido el polvo.

La compañía US Imagina, filial del grupo audiovisual Mediapro, se ha declarado culpable de la participación de dos de sus ejecutivos en un esquema de sobornos, enmarcados en la investigación del Fifa Gate, para hacerse con los derechos de partidos clasificatorios a los mundiales de 2018 y 2022. Por ello pagará 19,7 millones de euros.--Atresmedia sigue manteniendo en su accionariado al grupo de 'El abuelo' Roures, cerebro del golpe del 1-O--

Según informa la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, Imagina US ha accedido ante la corte de Brooklyn a pagar multas y devoluciones por valor de casi 20 millones de euros (más de 24 millones de dólares), la mitad de los cuales los asume su matriz española, Imagina Media.--Ussía responde a la querella de Roures: "Puedes llamar hijo puta al Rey, pero no deleznable al empresario"--

Del total que deberá pagar la subsidiaria del grupo que lidera Jaume Roures, unos 3 millones de dólares irán a la Unión Caribeña de Fútbol (CFU), así como 1,7 millones a la Federación Hondureña de Fútbol, 790.000 a la de Guatemala, 600.000 a la de Costa Rica y 565.000 a la de El Salvador.--Fernando Berlín pone alfombra roja a Roures para que insulte al Estado y a la guardia civil--

La firma con sede en Florida, que se ha declarado culpable de dos delitos de conspiración de fraude electrónico, reembolsará a la Justicia estadounidense 4,5 millones de euros por las "ganancias criminales de estos esquemas".

Según la Fiscalía, dos de los altos ejecutivos de la firma pagaron más de 5,5 millones de dólares en sobornos a funcionarios de la Confederación de Norte, América Central y del Caribe de Fútbol (Concacaf) a cambio de los derechos de comercialización y marketing de los partidos de las eliminatorias mundialistas.--Ussía responde a la querella de Roures: "Puedes llamar hijo puta al Rey, pero no deleznable al empresario"--

La información detalla que altos ejecutivos de Imagina US e Imagina Media usaban facturas y contratos falsos para encubrir el pago de esos sobornos y que eran, a menudo, transferidos a cuentas bancarias a nombre de intermediarios en terceros países.

"Las empresas que operan en EE.UU. tienen la responsabilidad de garantizar que sus agentes no incurran en conductas corruptas y tomen medidas para erradicar la conducta corrupta tan pronto como se les avise", ha señalado en un comunicado el fiscal federal para el Distrito Este de Nueva York, Richard P. Donoghue.--La "cloacóloga" de Roures enloquece en TV3 ante Carlos Cuesta: "¡Publicasteis una mierda, sois cloaca! ¡Apestáis!"--

El Grupo Imagina ha emitido un comunicado en el que considera que el acuerdo "pone punto final a las acusaciones que han sido de dominio público" desde que el Departamento de Justicia de Estados Unidos formuló cargos en diciembre de 2015 como parte de la investigación relacionada con la FIFA.

"En aquel momento, la empresa tuvo conocimiento de que Roguer Huguet y Fabio Tordin, antiguos ejecutivos de la filial estadounidense de la compañía, se habían declarado culpables de sus actuaciones en la trama", explica Imagina en el comunicado.

La empresa española, citando a la fiscalía, señaló que un ex alto cargo de la compañía "podría haber estado presuntamente implicado" y subraya que "los tres empleados fueron cesados y apartados de la gestión del Grupo Imagina y de todas sus filiales en diciembre de 2015".

Estos sobornos son apenas otro capítulo de la investigación del ‘FIFAgate', un caso muy parecido al que propició la detención del expresidente del Barcelona Sandro Rosell y otras tres personas por el presunto blanqueo de 15 millones de dólares por sobornos en la explotación de los derechos televisivos de los partidos de la selección brasileña. Cada país tenía sus cómplices específicos para el fraude de la comercialización del fútbol.

La investigación nació originalmente de la confesión del fundador de la empresa brasileña Traffic, con la que Media World llegó a un acuerdo en 2012. Se da la circunstancia de que otra de las empresas alcanzadas por la investigación, la argentina FullPlay, también participa del conglomerado presidido por Roures a través de la empresa PromTV.