Periodismo
Iglesias y Sánchez y "su" TVE.

Rosa María Mateo se ha convertido en una de las mayores censoras de la historia de las televisiones públicas españolas. Ha ido cancelando programas incómodos (Hora Punta de Javier Cárdenas es un ejemplo) y a diario aumenta la lista de periodistas, directivos y presentadores purgados por la nueva televisión de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (¿Dónde está Ana Pastor clamando a gritos por los purgados de RTVE como lo hacía cuando la purgaron a ella?).

Ahora, según ha podido saber Periodista Digital de fuentes internas de TVE, con el apoyo incondicional de consejeros como Cristina Fallarás la dirección del ente RTVE ha decidido terminar con las emisiones de la Eucaristía en La 2 y romper así con una tradición de casi 40 años. Más concretamente, Televisión española lleva emitiendo ininterrumpidamente en directo la Misa desde el año 1982 (El sectario doble rasero de El País con RTVE: cuando gobierna el PP, se llama 'purga' pero si gobierna Sánchez, es 'relevo').

Según las fuentes consultadas, la decisión se hará firme durante el mes de septiembre y se justificará en dos patas. La primera atendiendo al carácter político del "nuevo Gobierno" de Pedro Sánchez y a la petición de uno de sus principales socios en la moción de censura contra Rajoy, Pablo Iglesias y Podemos y en la propuesta de la formación morada que ya en marzo de 2017 presentaba una proposición no de ley para la eliminación de las misas en RTVE apelando de esta forma a una televisión pública "neutral" sin "favorecer a ninguna creencia o religión".

La otra "pata" en la que se apoya la nueva Televisión Española, así lo explicará Rosa María Mateo según las fuentes consultadas, será los criterios económicos dado el "elevado coste" que representa la retransmisión en directo de la Eucaristía todos los domingos.

Pero la decisión solo atiende a criterios de purga política. A nadie se le escapa que una de las nuevas consejeras del ente, la polémica Cristina Fallarás, ha soltado literalmente peste contra la Iglesia y la religión católica. Fallarás, sin apenas inmutarse, confesaba en una entrevista que siente "repugnancia hacia las misas en general". Una plural y excelente carta de presentación para una consejera que debe representar todas las sensibilidades.

La supresión de la misa, tal y como indican a PD las fuentes consultadas, es firme pese a que El día del Señor es el programa más visto de todo el canal, con una audiencia media del 8% y 600.000 espectadores. Paradójicamente tras conocerse, el pasado mes de marzo, la intención de eliminar esta religiosa retransmisión en TVE por parte de Podemos, la Santa Misa triplicaba su audiencia: pasaba de un 7% a un 19,3% de cuota de pantalla y superaba con creces el millón de espectadores, todo un hito para el segundo canal de Televisión Española.