Periodismo

Lo que más nos ha llamado la atención a nosotros, aunque sabemos que es parte del truco para pillar audiencia, es que le hayan dejado a Josema Yuste soltarlo en 'La Sexta Noche', el programa más podemita de la cadena de Atresmedia entregada con armas y bagajes a Podemos.

Seguro que en RTVE no lo hubiera podido decir (La 'soviética' Rosa María Mateo toma a la audiencia por imbécil y censura en 'Informe Semanal' una pieza sobre Sánchez).

La mitad de los legendarios 'Martes y 13' sigue en forma y así lo demostró en su hilarante presencia en La Sexta Noche para someterse a las preguntas de Iñaki López y Andrea Ropero, que se le sometieron a un test sobre la vis cómica de los políticos en España que ofreció sorpresas inesperadas (Marhuenda pone al rojo vivo el plató de laSexta con un soberano palo al antifranquista Sardá: "¡Mentecato!").

Como presentación, Josema dejó claro que el hace humor y que 'la otra parte', la que se ve ofendida, "tiene los tribunales para poner una demanda".

"Esto es un país libre y democrático, afortunadamente. Yo, personalmente, siempre he tenido cierto respeto, por ejemplo, por la religión porque es un tema muy delicado... y tampoco hago bromas con defectos físicos o psíquicos".

Y puesto ya en materia, la cosa consistía en ponerle fragmentos de intervenciones supuestamente divertidas de los principales líderes políticos españoles para que Josema le diera nota.

Y el bombazo llegó con el turno de Pablo Iglesias, de quien recordaron un chiste sobre Pedro Sánchez que el líder de Podemos hizo durante la estancia en Estados Unidos del dirigente socialista hace un par de años (Los vaivenes de Pedro Sánchez, el chalet millonario de su socio Pablo Iglesias y la demagogia fiscal de los progres). 

El actor y humorista no se cortó ni un pelo y pronunció frases que probablemente nadie se atrevió a decir en el plató del programa de Atresmedia:

 "Tiene mucha televisión, pero tampoco tiene vis cómica. Tiene además un rictus como de coleguita de los 60, un poquito rancio para mi modo de ver".

Inquirido por un todavía sonriente Iñaki López sobre esa 'pinta', Yuste remató sin piedad al líder de Podemos:

"Esa coletilla, esa barbita... el aspecto es como de sucio, de no haberse duchado en tres días. Luego igual se ducha todos los días. Espero que en el chalet tenga algunas duchas para ducharse".

Así remató, en referencia a la mansión comprada por el político e Irene Montero en la elitista sierra madrileña (Sólo la piscina del chalet de Iglesias y Montero cuesta lo mismo que la vivienda media española: 115.740€).

"A Aznar, en cambio, no le llamó Dios por el camino del humor y además se le entiende regular, está como tragándose las palabras".

Una conclusión curiosamente muy parecida a la de Pedro Sánchez, de quien se limitó a decir que "no tiene vis cómica, no mide bien los ritmos", tras escucharle una broma en un mitin en la que se preguntaba cómo se llamaría una película protagonizada por Rajoy, Rivera e Iglesias y contestar él mismo: "Las Amistades Peligrosas". 

Más benévolo fue con la actual presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor:

"Tiene un cara graciosa, cómica. Una vez pude observarla de cerca en un avión y eso me pareció".

Pero el más favorecido por la opinión experta del cómico fue el expresidente Rajoy, a quien dedicó un largo análisis.

"Rajoy hace gracia. La vis cómica es salir y sin hablar ya, que hagas gracia. El frenillo que tiene hablando, cómo pone el ojo que se le va un poco hacia la luna, cómo se expresa... es un gran orador, tiene gracia en sí mismo. No se la veo a ningún otro".