Periodismo

Un vídeo de la consejera frustrada de RTVE por parte de Podemos, la siempre polémica Cristina Fallarás, corre estos días como la pólvora por las redes sociales. Existe cierta indignación por lo dicho por Fallarás en una conferencia organizada por el Ayuntamiento de Vitoria en noviembre de 2013 denominada ‘Desahucios en primera persona: una mirada de género' en la que confesaba sin ningún tipo de vergüenza que había robado en un supermercado ("Yo pasé una década drogándome todo el rato y me olvidé de la memoria histórica").

Además, la consejera de Televisión Española justificaba en todo momento la acción de robar en un comercio. En esta parte de la conferencia explicaba, teatralizando por cierto la situación, que "en el momento que una madre no puede alimentar de tus hijos ya te pueden hablar de robar, ya te pueden hablar de legalidad... lo primero es que tus hijos tengan leche. Y el siguiente paso es robar. Y es robar con una cierta soltura, si me perdona".

Y en tono jocoso explicaba cómo había cometido el robo:

"Así que yo muy mona, mona, me fui por la mañana a Caprabo. Y me fui muy mona, muy mona y salí. Cogí la pasta y le dije a la cajera, me la llevo. Aquella pobre tipa no daba crédito, ¡pero yo me llevé la pasta en la mano!".

Fallarás continua con su relato: "Dos meses después acudí a pagarle aquella pasta y le digo ¿te acuerdas de mí? Y me dice, muy sería, ¡cómo me iba a olvidar, es que no sabía decirle al jefe lo que había pasado! Pero claro, es que no dio crédito. Y aquel para mí, realmente, no fue un acto culposo. Es decir, en ningún momento ni sentí remordimiento, ni me sentí robando, ni siquiera me sentí miserable... dije, me falta pasta voy a por pasta. Y ya está. Este niño no puede decir ahora no te lavas los dientes".

Y por si fuera poco, y mostrando una enorme frivolidad, la consejera podemita confiesa otro de sus grandes problemas cuando no tenía dinero: "hay cosas básicas como la crema hidrante. De repente te empieza a crujir la cara por la mañana y dices ¿qué hago, me pongo aceite de oliva, qué hago con mi cara? Lo que más eché de menos cuando entré en la pobreza radical fue la crema hidratante".

El vídeo de Cristina Fallarás corre por distintos grupos de Facebook y Twitter y ha generado un sinfín de comentarios críticos. En uno de los vídeos que se están distribuyendo dice que "Fallarás se define a sí misma como una ladrona" y se pregunta finalmente "esperemos que no le dé por llevarse las cámaras de televisión o los repetidores, lo pasarían muy mal quienes todavía ven la televisión pública".