Periodismo

Elisa Beni, (Logroño, 53 años), alumna del Opus Dei (Universidad de Navarra) es, probablemente, una de las tertulianas que más rechazo provocan en una amplia capa de la audiencia.

Su lado "ultra", con ribetes propios de patio de vecindad, le ha ganado la antipatía por parte de gran parte de compañeros que no se explican su presencia en muchos canales de televisión, especialmente, en Atresmedia, un grupo mediático que presume de pluralidad y tono moderado.

Tras la metamorfosis de Lucía Méndez, que pasó de 'cafetera' de Aznar a 'monaguillo' de Podemos, lo de la 'roja' Beni es lo más llamativo en evoluciones que se ha visto en el firmamento periodístico español.

"No conozco a nadie que me haya pedido estar en mi programa con Elisa Beni... Es más tengo un serio problema con muchos tertulianos y tertulianas (especialmente con las mujeres a las que odia) que unos son muy reticentes a ocupar plató con ella y otros se niegan tajantemente...", afirma un conocido presentador de un habitual programa de televisión de debate político que por razones obvias pide mantener el anonimato.

El secreto podría estar en su proximidad y entrega en la defensa de los postulados e intereses de la entente Antonio Garcia-Ferreras & Ignacio Escolar.

"Les viene bien tener a una tipa que no tiene reparo alguno en meterse continuamente en charcos y defender lo indefendible...", sostiene un antiguo compañero de redacción de la riojana que se hace cruces respecto a que se haga llamar "jurista" por algunos conductores de programas.

Desde entonces machaca sin piedad, aprovechando sus tertulias y artículos en Eldiario.es y el independentista catalán Elnacional.cat a cuantos jueces y fiscales considera responsables de su despido y de su posterior divorcio del juez Gómez Bermúdez. --Dos tertulianos estrella de Atresmedia piden abandonar a su suerte a Llarena: "Es un magistrado bocazas"--

"Se olvida que reveló en un libro, por el que cobró una indecente cantidad de dinero, asuntos judiciales reservados que sólo pudo conocer porque dormía en la misma cama que Gómez Bermúdez...", sustancia un juez muy conocido y respetado. --El 'Gabinete de los golpistas': Elisa Beni y Juan Adriansens justifican desde Onda Cero que los CDR utilicen la violencia para lograr sus metas--

EL OTRO LADO "ULTRA"

Lo sorprendente de Beni es su pasado, aunque menos, porque también se sustenta en posiciones "ultras" que le han servido para intentar ascender profesionalmente desde sus inicios en "El Faro de Ceuta", La Voz de Almería, La Razón o la revista "Epoca", fundada por el falangista Jaime Campmany, cuando ya estaba bajo la égida del Grupo Intereconomía del editor Julio Ariza. --La histriónica Elisa Beni insinúa que en el diario ABC se meten sustancias alucinógenas y lleva un memorable estacazo--

Medios "troskistas" todos ellos como todo el mundo sabe, dicho con toda la ironía, muy en la línea de Elnacional.cat o Eldiario.es.

Pocos saben que antes de su matrimonio con Gómez Bermúdez -al que conoce en Almería- estuvo casada durante 11 años con un oficial de la Legión, precisamente destinado en Ceuta. --Semana Santa 2018: Paco Marhuenda sacude con un cirio a la 'quemacuras' Elisa Beni--

Por eso es difícil explicar su aversión hacia los militares, específicamente contra los miembros de la Legión como contra los jueces.

Tanto es así que a finales de marzo del 2018 después de poner a caldo a los legionarios en Espejo Público (Antena3), @hayabogado le dirigió este tuit:

"Ya le gustaría a Beni una noche de Jueves Santo con un legionario de esos que miran al frente..."

Respondió la susodicha: "Estuve casada con uno 11 años. Gracias pero tengo experiencia..."

Durante años trabajó como redactora jefe de continuidad en el semanario Época, donde no la recuerdan con cariño.

"Se la consideraba muy de confianza de Ariza y todo el mundo procuraba darle de lado... Luego, cuando abandonó esa casa, ponía a parir en twitter al que fue su director y valedor, Germán Yanke, al que destrozó incluso cuando ya había fallecido...", recuerda un veterano periodista.--Elisa Beni cambia el pasado e insulta la memoria de Germán Yanke para criticar a la derecha--

"Cuando alguien llegaba con una exclusiva o con un buen tema tendía a ponerse envidiosa, y se esmeraba en intentar boicotear el tema", recuerda otro antiguo redactor de esa casa.

"Si nos llegan a decir que ahora estaría colaborando codo a codo para el ex etarra Gonzalo Boye, según nos enteramos recientemente por el diario El Mundo-, defendiendo a los separatistas catalanes y atacando a todo tipo de jueces, especialmente aquellos que son amigos de su ex marido, no lo hubiéramos creído", subraya la misma fuente. --Boye, exetarra y abogado de Puigdemont, utiliza a una tertuliana estrella de Atresmedia para atacar al Supremo--

También molesta los procederes que utiliza contra todo aquel que no opina como ella. Cuando fracasa en los debates acude a las redes sociales para meterse con los que no puede rebatir. Fue el caso reciente de la periodista Cristina Seguí. --Beni falta el respeto a Cristina Seguí desde la supremacía moral e intelectual de la izquierda que ella cree representar--

Lo "ultra" siempre estuvo presente en la historia de la señora Beni. "En realidad lo que todo ello demuestra son sus enormes complejos.", sentencia una persona que suele compartir con ella espacio en "La Sexta Noche".