Periodismo

La irrupción de VOX el pasado domingo 7 de octubre de 2018 con un acto en Vistalegre al que asistieron 10.000 personas tiene muy descolocada a la derecha española, muy asustado al centro, y muy exultante a la extrema izquierda. El gran éxito de VOX: Wyoming y los suyos han pasado de intentar ridiculizarlos a alertar del peligro que suponen

Antonio García Ferreras, a caballo entre las dos últimas corrientes mencionadas, llamó este 9 de octubre de 2018 al 'profesor' Jorge Verstrynge, gurú podemita y hace varias décadas militante de derechas en el germen del PP; para que rajara del partido VOX y asustara a los espectadores con las artes de extrema derecha del partido de Santi Abascal.

Pero nunca se sabe por dónde puede salir Jorge Vestrynge, y así ocurrió en esta ocasión. Ojo a la recomendación de Verstrynge: "Hay que hacer la guerra con rapidez y hasta brutalidad".

El podemita se montó un tremendo batiburrillo para explicar qué es VOX en comparación por ejemplo con Salvini en Italia o Le Pen en Francia, hasta que terció que los de Abascal no son extrema derecha, sino el Alianza Popular de junio de 1977, momento de las primeras elecciones generales democráticas. En aquel año en particular, Verstrynge ya ocupaba una secretaría en aquella organización de la que más tarde sería secretario general:

Convendría contraponer VOX a Salvini y Le Pen. VOX no son populistas, y pero en el caso de los italianos y franceses son productos de la historia de sus países, donde el Estado se enfrenta a la Iglesia. VOX es más una derivación del tacherismo...

VOX son liberales en lo económico, duros en los social, reaccionarios en cuanto a género, no son laicos, aborto fuera y ya veremos si pueden meterle mano al divorcio porque lo harán, son monárquicos y defensores de la fe...

Es verdad que hay puntos de contacto, como el soberanismo... Y en el caso de la migración también hay un matiz, porque VOX tiene obsesión con el Islam.

Para mí VOX no es extrema derecha, yo diría que son la Alianza Popular de 1977.