Periodismo
Jorge Javier Vázquez en GH VIP 6.

Lo que está ocurriendo, para mayor gracia de Mediaset que así cree lograr más audiencia, en esta edición de Gran Hermano VIP está batiendo todos los récords de la indecencia televisiva. La cultura de la violación o el acoso han tomado la casa de Guadalix de la Sierra con la absoluta permisividad de la cadena y hasta la negación de la evidencia por parte del conductor del programa, Jorge Javier Vázquez, que una vez vuelve a demostrar su falta de escrúpulos.

El lamentable suceso protagonizado por Omar Montes que incitó a su compañero de Gran Hermano VIP 6 Asraf Bento, a que se acostase con Miriam Saavedra cuando ella estaba completamente ebria y semiconsciente. Es decir, incitaba a la violación en directo. (Telecinco, a un paso de la ruina por no castigar la cultura de la violación de 'GH VIP 6').

La televisión tiene la obligación moral de advertir sobre situaciones de este tipo pero en vez de esto, el reality le pasó la patata caliente al público. Es decir, lejos de castigar este comportamiento, Mediaset se aprovecha de él para hacer de una situación tan grave un "juego" con los espectadores para que decidiesen si se castigaba (mínimamente porque era una simple nominación) al machista agresor.

Y todo eso ante el silencio cómplice del Gobierno ‘feminista' de Pedro Sánchez, que mira para otro lado, dando a entender que teme a Mediaset y el enfado del 'capo' Paolo Vasile.

De estos polvos viene ahora estos lodos. Y ahora sí alguien ha reaccionado a esa permisividad de Telecinco con la cultura de la violación. Ha sido el Instituto de la Mujer quien ha roto con vergonzoso y sospechoso silencio del Ejecutivo (ahora no podemos evitar recordar a Pedro Sánchez llamando en directo a Sálvame para hablar con Jorge Javier sobre ‘El Toro de la Vega') y lo ha hecho para censurar los hechos que están ocurriendo en la sexta edición de Gran Hermano VIP. ( El escándalo de 'agresión sexual' en Telecinco salpica de lleno al Gobierno de Sánchez).

En concreto, Silvia Buavent, directora del Instituto de la Mujer, del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, ha manifestado en una entrevista con El Periódico de Catalunya que "debe existir una tolerancia cero ante cualquier actitud de este tipo". Buavent ha manifestado también que Telecinco debería haber expulsado a Omar del reality. Pero también ha asegurado que se va a poner en contacto con Mediaset para exigir que Telecinco tome "medidas".

¿Medidas? En realidad la situación requiere actuación más contundente y sanciones por este gravísimo comportamiento. ¿No tiene nada que decir la CNMC que actúa severamente con asuntos menos dañinos y de apariencia más trivial?