Periodismo
García Ferreras y Joan Baldoví.
Esos señores deben ser castigados y quedarse sin impunidad. Son siempre los mismos, los que escracharon a Mónica Oltra

Cualquier espectador de 'Al rojo vivo' que haya escuchado en el mediodía de este 10 de octubre de 2018 a Antonio García Ferreras y a Joan Baldoví, de Compromís, entrevistado en el programa, pensarán que todos los incidentes que ocurrieron ayer 9 de octubre de 2018 en Valencia fueron causados por la extrema derecha.--Esta es la propuesta podemita para Andalucía: no condenar la violencia si es de ultras contra Cristina Seguí --

"Incidentes en el 9-0 valenciano. Los ultras trataron de reventar otra vez la manifestación: amenazas, saludos fascistas y gas pimienta", decía el rótulo de laSexta.--Estos son los 'matones' independentistas que han agredido y escupido a Cristina Seguí--

Es decir, que todos aquellos antisistema, amparados bajo el paraguas del antifascismo, que insultaron, agredieron y robaron el movil a Cristina Seguí no hicieron nada malo. Básicamente, porque para laSexta y para el de Compromís no existió. Más periodismo.

"Los periodistas fueron protegidos por los agentes", dice Ferreras en un momento. Se ve que se olvidaba que Seguí cubría la manifestación para Intereconomía y OKDiario.--Twitter le toma la matrícula al "feminismo de quita y pon": "¿cuándo va a condenar la marea feminista la agresión a Seguí y los insultos a Escudero?"--

Baldoví decía en la entrevista que:

Satisfecho, contento. La gente salió a la calle sin miedo. Ayer la gente celebró la fiesta en paz. Allí cabemos todos, los que hablamos castellano y valenciano. Necesitamos manifestarnos en paz.

Le dije al ministro Marlaska que tuvieran cuidado con estos grupos que intentan enturbiar la fiesta. Esta mañana le he felicitado.

Quitando esos incidentes, ayer se dió una lección. laSexta llamó por su nombre a ese grupúsculo de fascistas. Ese es el camino. Esos señores deben ser castigados y quedarse sin impunidad. Son siempre los mismos, los que escracharon a Mónica Oltra. Pido una respuesta judicial y no solo policial.

 

 

Pues bien, ya que Ferreras y Baldoví ocultan deliberadamente la realidad, aquí unos datos. La extrema izquierda también quiso liarla en Valencia, y quien se llevó la peor parte fue la mencionada Seguí, que se vio acosada por la turba mal llamada antifascista.

Esa manifestación estaba convocada por una organización que responde al nombre de Acció Cultural del País Valencià y varios energúmenos rodearon a la tertuliana, con el resultado ya conocido. Según denuncian varias personas, los mismos tienen conexiones con los CDR independentistas y la CUP.