Periodismo
Ana Terradillos presenta 'España en la Meca'.

Es curioso ver en determinados tertulianos o primeros espada del periodismo progresista español tanta vehemencia y beligerancia en nombre del feminismo en determinados contextos, y tanta cordialidad en otros.

Ana Terradillos que tan beligerante se ha mostrado en las mesas de tertulias, mostró en cambio pocas ganas de discutir con los hombres y mujeres de la comunidad islámica con los que habló en su programa ‘España mira a la Meca' de Mediaset dirigido por la productora de Xelo Montesinos - ex lugarteniente de Ana Rosa - dedicado a un tema tan interesante como el trato a la mujer en la mencionada comunidad.

VEA EL PROGRAMA COMPLETO

En el programa entrevistaron a un montón de mujeres con el pelo cubierto, la hijab, todas ellas, naturalmente, dijeron que lo llevaban por voluntad propia, y todas ellas se mostraban contrarias al tópico de que las mujeres son sumisas y oprimidas en el Islam. Si alguien pensó que Ana Terradillos sacaría en algún momento la acusación de ‘machismo' a alguno de sus entrevistaron, se quedaría muy decepcionado.

"España es un país racista"

El programa empezaba con una mujer musulmana practicando boxeo en un gimnasio español (con el hijab cubriéndole la cabeza). "Si me quitan el hijab, me quitan una parte de mí", dice. Pero lo más impactante es cuando Terradillos le pregunta por qué aprendía boxeo.

"Para defenderme de los ataques islamófobos en España", contesta. Y asegura que "España es un país racista". (¿Por culpa de que quizá algún islámico ha hecho algo 'malo'? No, por culpa de la ‘ignorancia' en España). Terradillos no parece discrepar de tal argumento.

"¿Por qué cree que tanta gente en occidente piensa que la mujer islámica vive sometida?", pregunta Terradillos con tono jordievoliano a un jefe islámico de Tarrasa, "Porque no leen", responde y tema resuelto. Sin discusión y con pocas ganas de autocrítica.

Los testimonios de mujeres con la cabeza tapada se van sucediendo repitiendo esa idea: En España la gente está confundida sobre el Islam, se siguen tópicos falsos, es culpa de la prensa que "rara vez habla bien del islam", "¿por qué es tan difícil de aceptar que lleve hijab porque yo quiera?".

Y si se menciona algún caso de radicalismo contra las mujeres se debe a que se ha "malinterpretado el Islam" (quizá tendrían que preguntarse si merece algún tipo de autocrítica una religión que permite que tanta gente la malinterprete). A ninguna le pregunta Terradillos si considera que tal o cual punto es machista.

Uno empezaba a desear que en algún momento Terradillos pegara un puñetazo en la mesa y se preguntara: ¿Es machista o no que una mujer deba taparse el pelo y un hombre no? ¿Es machista o no que la vida social de la mujer sea a partir del matrimonio? ¿Es machista o no la exigencia de virginidad a las mujeres - penada con prisión en los países musulmanes - que no está vigente en los hombres? ¿Es machista o no que en El Corán se hable de que las mujeres creyentes deben cubrirse el pelo y el pecho por amor a Dios, condición que no se exige a los hombres?

Se echó tanto de menos alguna pregunta en esa dirección... no debía de ser ‘progre' hacerlo. Cuando se recuerda la campaña mediática contra los colegios opusdeianos por el simple hecho de que niños y niñas estudien por separado, es inevitable sorprenderse con lo normal que a los reporteros del programa veían que el Islam obligara a hombres y mujeres a rezar por separado.

¿Cámara oculta contra los anti-velo?

Sí tuvo tiempo en cambio, Terradillos de recoger los testimonios de mujeres islámicas que denunciaban que por llevar velo se las discriminaba laboralmente. Para demostrarlo una reportera se puso un velo y fue con cámara oculta a distintas entrevistas de trabajo.

Cuando en alguna de ellas los entrevistadores le explicaban que el uniforme de trabajo no permitía llevar velo, los encargados del montaje del programa ponían música de terror como si aquel pobre hombre al que estaban grabando sin saberlo fuera la encarnación del racismo islamófobo. (Felicitaciones a Xelo Montesinos y su equipo).

En contrapunto enseñaban, una peluquería exclusivamente para mujeres islámicas donde está prohibida la entrada a hombres. ¿Por feminismo? No parecía, de hecho las propias mujeres explicaban que pusieron un cartel porque a veces entraba un hombre "y no les daba tiempo a taparse", pero ni por esas se activó el radar anti-machista de Terradillos, definitivamente desactivado en partes del programa.

Una lástima que no hubiera comunidad de 'musulmanas del PP', igual entonces si se hubiera activado la habitual vehemencia de Terradillos.

Y la pieza cerraba con un emotivo alegato de Terradillos con música épica puesta por el equipo de Xelo Montesinos "en España hemos conocido musulmanas segura de sí mismas que reivindican sus derechos", dicen mientras vemos las imágenes de mujeres con aire sereno y firme... y, eso sí, con el pelo y el cuerpo tapado... al contrario que los hombres.