Periodismo

Este 3 de diciembre de 2018 es un mal día para muchos en la izquierda, deprimidos con el resultado de las elecciones andaluzas en las que se da un cambio de paradigma en la región, y en las que destacó la irrupción de VOX con 12 escaños.

Es el caso de Pablo Iglesias, el líder de Podemos, al que la aparición de VOX en las instituciones ha sentado como una patada en el culo al estilo de quien se encuentra con la horma de su zapato, pero en la radicalidad antagónica. Un Iglesias sobrepasado se lanza contra VOX sin nombrarles: "Ningún miedo a la extrema derecha, compromiso y antifascismo militante".

Pasó Iglesias por 'Al Rojo Vivo' de laSexta para analizar esta cuestión, y allí dejó con la boca cerrada a un Ferreras atónito, sin capacidad de reacción hasta cuando le estaban faltando al respeto en su propia cara. A él por dar espacio siempre que puede al periodista Eduardo Inda, y al propio director de OkDiario acusándole de lanzar a VOX en las elecciones andaluzas:

Mucha gente tendrá que hacer autocrítica de lo que representa estar escuchando la basura de Eduardo Inda durante muchísimas horas en televisión. Todo eso favorece a los que vienen con el discurso machista, el del odio, contra las mujeres, contra los derechos de los trabajadores, el discurso de las fake news y de Bolsonaro, puedan tener su espacio en España.

A lo mejor se creen que Antonio García Ferreras en ese momento frenó a su entrevistado para pedirle mesura, o para solicitarle que no insultase a su habitual colaborador Eduardo Inda, o incluso, si me apuran, para exigirle que no responsabilizara a su misma persona de dar cuota de pantalla al propio Inda. Pero no, por lo que sea Ferreras ni tosió a Pablo Iglesias, callando como un cobarde.

Muy triste todo.