Periodismo

Este 3 de diciembre de 2018 es un mal día para muchos en la izquierda, deprimidos con el resultado de las elecciones andaluzas en las que se da un cambio de paradigma en la región, y en las que destacó la irrupción de VOX con 12 escaños.

De modo que en las televisiones se van alimentando unos a otros los que hablan del miedo a la formación de Santiago Abascal, y los rebaten los que no entienden esta inquina cuando si hay un partido de ultras es Podemos y lleva cuatro años en las instituciones. Espectacular bronca de Centeno a Elisa Beni por hablar del fascismo de VOX: "¡Deja de decir tonterías, eres una ignorante y una sectaria!"

En 'Espejo Público' de Antena3, la propia presentadora, Susanna Griso, sorprendió diciendo una bobada sideral, ilustrada además con un panel. Con lo que no contaba la periodista es con que el abogado Joaquín Moeckel, tertuliano en esta fecha en la mesa, dejaría para el arrastre a la propia Griso desmontando las falacias que acababa de proferir:

En VOX se definen como anticataluña, antifeminismo, antimigración... No sé cómo quedo yo aquí, ¡solo me falta ser negra! El discurso es tremendo pero muy simplón.

Y entonces, la respuesta de Moeckel:

A mí me gustaría dejar clara una cosa; en primer lugar a mí me gusta ser equilibrado, y me hace mucha gracia que se hable de la ultraderecha, pero cuando se habla de Podemos no se dice que son ultraizquierda... Se habla de la financiación de la ultraderecha pero no de la de la ultraizquierda. Se habla del nacionalcatolicismo rancio, pero no sé si en los barrios marginales de sevilla hay mucho nacionalcatolicista.

Y hay que tener cuidado con el mensaje; yo no he escuchado a este partido decir que están en contra de Cataluña, una cosa es estar en contra del separatismo catalán y otra en contra de Cataluña, que es muy distinto. Una cosa es estar en contra de un feminismo exacerbado, y otra cosa es estar en contra de un feminismo que sea un machismo de signo contrario.

.