La cantante y modelo visita 'El Hormiguero'

Pablo Motos, machacado por su entrevista a Carla Bruni

En vez de hablar del nuevo disco de la artista, el presentador se dedica a preguntar cosas de su vida personal

Pablo Motos, machacado por su entrevista a Carla Bruni
Pablo Motos y Carla Bruni.

Una vez más, Pablo Motos ha sido el centro de la polémica en Twitter. Su entrevista a la cantante Carla Bruni en ‘El Hormiguero’ el 8 de enero de 2018, fue muy crítica porque se centró más en la relación de la modelo con el ex presidente francés, Nicolas Sarkozy, que en la trayectoria profesional de ella. Ojo, esto no sólo pasa con las mujeres.

Si cada vez que Pablo Motos entrevista a una mujer, en Twitter le van a tachar de machista, mal vamos. Razones para la crítica no faltan. Llevamos muchos años soportando comportamientos dudosos (o ‘babosos’) del presentador ante muchas de sus invitadas. Pero el problema de Motos no entiende de sexos. No hace buenas entrevistas. Punto.

La mayoría de las preguntas que formula Motos no tienen nada que ver con la profesión o con el producto que vaya a promocionar el invitado. Suelen ser cuestiones intrascendentes, superficiales o que no vienen a cuento. Y sobre todo, el presentador tiene tanto ego que poco le importa el que tiene delante. El protagonista de su show es él y sólo él.

Maggie Civantos afirma que se sintió ofendida por Pablo Motos

Pero en el caso de Bruni hay que matizar ciertas cosas. Cierto es que le preguntó poco sobre su nuevo disco y mucho sobre su marido pero es que es la mujer de Sarkozy. Su relación fue noticia a nivel internacional. Había que preguntarle sobre eso sí o sí.

La francesa, entre otras cosas, dijo:

En realidad nos presentó un amigo personal, un amigo común que me llamó y me preguntó si me interesaba cenar con él cuando ya era presidente.

No conseguíamos una fecha para quedar durante dos meses pero entre la primera llamada y la segunda se había divorciado y, de repente, estábamos ambos solteros. Entendí que era lo que tenía que pasar porque él tenía que haber venido con su mujer y al final vino solo y nos fuimos juntos.

Para mí fue una gran sorpresa porque no sabía que el flechazo podía existir

Sea presidente o no atrae toda la energía y atención. Le veía en televisión porque era un hombre público desde hace tiempo y cuando le vi en persona me pareció increiblemente atractivo, y me enamoré así.

Cuando fui primera dama, no tuve la impresión de que iba a desaparecer mi vida porque creí que seguiría siendo la mía. Creo que el cambio es la propia vida y, en el fondo, la inmovilidad es la muerte.

Era difícil quedarse respecto a su posición como una novia. Yo procedo del mundo del show y quería tranquilizarle y a los franceses para que no pensaran que era una loca. Estaba tan segura de ese amor que dije «bueno adelante».

Pero claro, como siempre, Pablo Motos tuvo que ser el protagonista de la noche. Se comparó en estatura a Sarkozy y se hizo selfies con su móvil utilizando Snapchat pero sólo le veíamos a él. Bruni estaba en un segundo plano…

La actitud del presentador fue, de nuevo, muy criticada en Twitter:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído