CAMISETA, TAMBIÉN CLAVE

La furgoneta blanca no era un bulo y puede dar un vuelco a la desaparición de Gabriel

La furgoneta blanca no era un bulo y puede dar un vuelco a la desaparición de Gabriel
El vecino que vió la furgoneta, en el Programa de Ana Rosa sobre Gabriel. TV

El periodista de ‘El Periódico’ Manel Vilaseró es amigo de los padres de Gabriel Cruz, el niño desaparecido hace una semana en Níjar (Almería), y se ha convertido en una importante fuente informativa del caso.

Ana Rosa Quintana ha contado con él en los últimos programas y este martes, 6 de marzo, ha aportado un par de datos que podría estar investigando la Guardia Civil y que podrían aportar luz a los motivos de la desaparición del niño.

Según ha revelado Vilaseró en ‘El Programa de Ana Rosa‘, los agentes de la UCO sí están siguiendo la pista de la presencia en la zona de una furgoneta blanca coincidiendo con el lapso de tiempo en el que desapareció Gabriel.

Aunque en un principio esta información se había tratado como «un bulo«, lo cierto es que dos testigos han confirmado haber visto el desconocido vehículo transitando por el lugar.

Es más, dos vecinas afirman haber escuchado un gran golpe compatible con un portazo. Un estruendo al que no dieron importancia en ese momento pero que ahora cobra especial relevancia.

Una información que podría ocultar al secuestro como la causa de la desaparición del niño almeriense.

Además, Manel Vilaseró apuntaba otro dato que no iba a pasar desapercibido para Ana Rosa Quintana «alguien colocó la camiseta en el lugar donde apareció», decía el periodista.

Quintana interrumpía entonces el programa «no podemos pasar este dato por alto, ¿por qué crees que alguien ha puesto ahí la camiseta?».

Y el periodista, amigo de la familia y con vivienda en la zona respondía: «es sencillo, la camiseta apareció seca y había estado lloviendo mucho y además estaba extendida colocada a la vista al lado de un camino».

Según Vilaseró esta prenda de vestir se habría colocado en esa zona «para despistar a los investigadores».

Manel Vilaseró no se ha cortado a la hora de calificar como «sospechoso» al acosador de la madre, ahora en prisión, al que ni mucho menos descarta.

Tanto es así que piensa que podría haber sido ayudado por un cómplice «que podría haber colocado la camiseta de Gabriel donde apareció».

Mientras tanto, la búsqueda de Gabriel Cruz sigue en activo, en un despliegue de medios jamás visto hasta ahora.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído