DESMONTANDO A GERARD PIQUÉ

Piqué, el mismo discurso que Puigdemont, Rufián y compañía: «En la TV de Madrid os dicen de mí que soy un traidor que quiere separar el país»

El central observa que se acerca el Mundial de Rusia y lanza guiños a la afición española: "Estoy muy orgulloso de lucir este escudo"

Piqué, el mismo discurso que Puigdemont, Rufián y compañía: "En la TV de Madrid os dicen de mí que soy un traidor que quiere separar el país"
Gerard Piqué. DB

Para el pirómano Gerard Piqué, el gran problema de todo son las televisiones de Madrid. Sus espectadores corren un riesgo: hacerse una opinión distorsionada de su persona.

Eso sí, ya que se pone a hablar a nivel mediático, de lo de hacer algún tipo de crítica a TV3, ya tal, que diría nuestro presidente, Mariano Rajoy, ese estratega.

Pero volvamos a Piqué, que ha contado ‘una larga historia’ en ‘The Players Tribune’, esa plataforma que brinda a los deportistas la plataforma necesaria «para conectar con sus fans», a salvo de los malvados periodistas. No sea que les hagan alguna pregunta comprometida. Qué ideas.

El central del Barça ha echado cuentas y ha visto cómo se aproxima el Mundial de Rusia.

Y ante tamaña cita futbolística, la que seguramente sea la última gran convocatoria internacional del futbolista culé, ha decidido allanar el camino y volver a mostrar lo feliz que es en la Selección.

Una cosa son los dichos, y otros los hechos, Gerad, pero tú eres listo como el hambre y sabes manejar los tiempos.

El párrafo más llamativo tiene mucha tela que cortar:

Me siento muy orgulloso de lucir el escudo cada cuatro años en la Copa del Mundo.

Es posible que la gente se sorprenda por esto. Si veis la televisión en Madrid, os contarán otra historia sobre mí completamente diferente.

Dirán que soy un traidor, que quiero separar el país porque apoyo públicamente el derecho del pueblo catalán a votar en el referéndum de independencia.

Contémoslo al revés, ya que esta gente es experta en dar vueltas a la tortilla. ¿Acaso no han llamado traidor desde muchos medios catalanes a cualquier catalán al que han tachado de unionista por apoyar públicamente el derecho del pueblo español, amparado en la Constitución, a la convivencia y la unidad?

Los argumentos de algunos son dignos de una escuela de primaria, pero a Gerard le vale. Ya son muchos los que en Twitter se deshacían elogiando su sentido común. Algunos de ellos periodistas de carrera. Pero ya se sabe, un título no garantiza nada. Ni te hace más inteligente que los demás.

Prosigue Piqué:

Pero lo que sí creo es que los 7,5 millones de personas de Cataluña tienen el derecho a decidir sobre esa cuestión de manera pacífica.

Es un tema muy complicado y exige pensarlo detenidamente y debatirlo.

Para mí es una posición comprometida, porque el mejor momento de mi vida fue ganar el Mundial con España, pero por otro lado, ser catalán corre por mis venas.

Es mi gente, mi patrimonio y mi tierra. Y cuando el 80% de los ciudadanos catalanes dicen que quieren tener derecho a votar, creo que se les debería oír.

Si esa opinión hace que yo no le caiga bien a la gente de mi país, entonces lo aceptaré sin ningún problema.

Atención a esto: «ser catalán corre por mis venas. Es mi gente, mi patrimonio y mi tierra«: ahí vuelve a verse el supremacismo racial de esta gente, amparada en esa ideología siniestra que es el nacionalismo.

Si alguno de ellos se hubiera molestado en abrir un libro de historia del siglo XX, se daría cuenta de los estragos que causaron según qué doctrinas en Europa.

Desde que dio comienzo la IGM en Sarajevo en 1914 hasta que finalizó la centuria también los Balcanes, la humanidad se lanzó a la carrera de echarse unos encima de otros por las bravas influidos o en nombre de esa doctrina que dice al rebaño que somos o son diferentes al resto por el hecho de nacer o poblar una determinada zona o país.

En cuanto a su defensa de la democracia de esta gente, el argumento es tan futil que da hasta vergüenza rebatirlo: contando que hipotéticamente esta gente venciese en un referéndum pactado y con garantías, algo que no han sido capaces de hacer ni en unas elecciones autonómicas (Ciudadanos superó a la lista fracturista en votos con los medios públicos en contra), ¿aceptarían al cabo del tiempo otros referéndums para retornar a la situación inicial en caso de que la mitad -o más- de la población así lo requiriera?

Ni de coña. Para ellos la democracia es la vía para lograr sus aspiraciones, nada más. Una vez alcanzada la cima, serían capaces hasta de abolirla si se viera en peligro su cumbre en algún momento.

Pero como ven, todo es culpa de la prensa de Madrid y de la Meseta. Porque total, el malvado, opresivo y autoritario Estado español, con su estructura, sus becas, sus instituciones, su afición, sus virtudes, vergüenzas y errores, que también, le permiten vivir lo que él mismo afirma como su mejor momento en la vida (profesional) que es ni más ni menos que ganar un Mundial con España. Qué pereza todo.

VÍDEO RELACIONADO:

Alguien debería decirle algo al supremacista Piqué por insultar con este desprecio a sus vecinos del Espanyol

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído