GENTE DE LA TELE

Reporteros de televisión: pufos, pifias y embarazos en vivo y en directo

Dicen los expertos en televisión que no hay nada con más tirón para el público que la retransmisión en vivo y en directo.

Lo que no tienen casi nunca en cuenta, son los riesgos que entraña y la alta probabilidad de pifias y resbalones.

La frase es del genial Santiago Segura: «El error televisivo no nació con Mariló Montero».

Es rigurosamente verdad. Hasta hace unos años, los errores que cometían los presentadores de televisión no pasaban de ser una mera anécdota que servía de alimento para los programas de «zapping».

Con la llegada de Internet, cualquier programa de televisión puede verse casi al instante y esos pequeños lapsus no tardan en circular por YouTube y las redes sociales para desgracia de los periodistas que los protagonizan.

En «VerTele», un blog que analiza todo lo que ocurre en nuestras pantallas, hace ya bastantes años hicieron una recopilación de lapsus famosos y divertidos de la historia televisiva española.

Esta ya ampliamente superada la lista, pero sigue teniendo gracia:

  •  1. «Pero esto qué es». Durante el Mundial de Fútbol de 1998, Matías Prats intenta dar paso a José Ángel de la Casa en dos ocasiones, pero en ambos casos las imágenes no se corresponden con las anunciadas, lo que provoca que el periodista exclame un sonoro “¡Pero esto qué es!”, que debió asustar a todos los presentes en el plató y a los telespectadores. Aunque ocurrió hace más de 13 años, el monumental enfado de Matías Prats sigue siendo una de las pifias más recordadas de la televisión en España.
  • 2. De «botellón» en pleno Telediario. Trabajar en un canal de noticias, sobre todo si es en horas de la madrugada, puede hacer que hasta los presentadores más expertos bajen la guardia. Eso parece que le ocurrió a la periodista del Canal 24 horas, Beatriz Pérez Aranda, a quien la cámara «pilló» haciendo gestos a su equipo. No sabemos si quería una copa, rascarse la nariz o, simplemente, pedía un vaso de agua, pero sin duda, su forma de disimular es lo mejor del vídeo.
  • 3. «Cuánto cabrón» hay suelto por los platós. Otra memorable metedura de pata, sólo comparable a la de Matías Prats, ocurrió tras la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988. Tras cerrar la conexión con Calgary, el presentador comienza a despedir el programa, pero las risas de sus compañeros le hacen pensar que es víctima de una broma, lo que le lleva a exclamar «¡Cuánto cabrón!». Cuando le dijeron que se encontraba en el aire no supo reaccionar y el realizador se vio obligado a finalizar la emisión, sin despedida, con un plano del logotipo de Televisión Española.
  • 4. Ante todo, compostura. Lorenzo Milá marcó un estilo a la hora de presentar informativos en la televisión pública española. Sin embargo, eso no impidió que también fuera cazado haciendo algo que no debía ser emitido, como en este vídeo en el que le vemos colocarse la camisa y los pantalones justo al final de una noticia. Eso sí, el presentador no pierde la compostura y, tras disculparse, continúa con el informativo como si nada hubiera pasado.
  • 5. «Como un pepino». Si hay una persona que amenace con destronar a Matías Prats al frente de esta deshonrosa clasificación, sin duda es Beatriz Pérez Aranda. La presentadora del Canal 24 horas vuelve a meter la pata con un gazapo que ya se ha convertido en un clásico de la red. En esta ocasión, la periodista no encuentra otra palabra más adecuada que «pepino» para describir la velocidad a la que conducía el piloto de Fórmula 1 Robert Kubica en el Gran Premio que se disputaba en ese momento.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído