Gente de la Tele

Isabel Jiménez sufrió amenazas y fue perseguida tras un accidente

No es muy habitual que los presentadores de telediario sean protagonistas de los sucesos

Isabel Jiménez sufrió amenazas y fue perseguida tras un accidente
Isabel Jiménez Telecinco

Decía Goethe que: «El cobarde sólo amenaza cuando está a salvo».

Dice la teroría que el mal ha de ser posible, en el sentido de que el destinatario puede tener motivos para creer en su verosimilitud, según WP. Que el mal sea impuesto significa que el amenazado no tiene control sobre los hechos que lo desencadenarán, por tanto, su culminación depende exclusivamente del sujeto activo. El hecho previsto ha de tener una clara repulsa social. Finalmente la determinación viene dada por la expresión cierta de un hecho. La amenaza tiene la finalidad de causar inquietud en el amenazado produciéndole un estado o un ánimo de miedo.

No es muy habitual que los presentadores de telediario sean protagonistas de los sucesos, pero según confesó la misma Isabel el pasado viernes sufrió un percance con un taxista que terminó convirtiéndose en una pesadilla, según SQ.

La periodista se dirigía con su marido, el ingeniero Álex Cruz, a la estación madrileña de Atocha. Estando en su coche, chocaron involuntariamente con un taxista, que se bajó del vehículo para recriminar a la pareja lo ocurrido.

Según la entrevista que concedió la misma Isabel a Cotilleo.es, el taxista les amenazó gravemente, con palabras como “te voy a destrozar la vida” que caldearon aun más el ambiente. Isabel asegura que en ese momento no podía parar de llorar, tanto por la tensa situación como porque no sabía si iba a perder el tren.

Finalmente, la presentadora de informativos llegó a tiempo al tren, sin más contratiempos, y aprovechó el trayecto en AVE para relajarse. Pero después de meditarlo unos momentos, Isabel decidió que iba a emprender medidas legales contra el conductor, que le hizo pasar un momento horrible.

Pese a ello, la periodista y amiga de Sara Carbonero asegura que no le dará más vueltas al asunto, y es que siempre se ha caracterizado por ser una mujer bastante discreta cuya vida privada es poco conocida en realidad.

En ese sentido, todo lo que sabemos sobre ella se lo debemos a las redes sociales. Álex Cruz es su gran amor, y su esposo desde su boda en 2009. Se trata de un ingeniero al que le gusta hacer surf y con el que se encuentra tremendamente feliz.

La situación también es inmejorable con sus amigos íntimos: el futbolista Iker Casillas y su mujer Sara Carbonero, con quien gestiona el negocio Slow Life.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido