EL PSOE, DE RODILLAS ANTE LOS NACIONALISTAS

Sánchez permite que TV3 emita el documental de Jaume Roures que presenta como ‘héroes’ a los Jordis en la redada del 20-S

Es un documental sobre el registro en la consejería de Hacienda en el que fueron destrozados los coches de la Guardia Civil

La televisión que pagan todos los catalanes – incluyendo los no independentistas – permite un documental en el que sólo salieron voces independentistas. Se veía venir. Desde que Quim Torra ‘salvó’ el actual modelo de negocio de TV3 con una importante partida millonaria, los productores independentistas andan muy sobrados.

Conviene recordar que TV3 no estaba en juego, lo único que estaba en juego eran los emolumentos de la producción externa y es lo primero que el Gobierno de Quim Torra salvó. Una vez ratificados sus negocios pasan a la ofensiva.

Si ya en su momento el máximo responsable de la productora ‘Minoría Absoluta’, Antonio Soler se retrató esta semana con una entrevista en El Nacional insultando al Rey y a dirigentes políticos no indepes, este 28 de junio de 2018 el máximo responsable de la productora ‘Mediapro’, Jaume Roures, era el siguiente en venirse arriba emitiendo en horario de máxima audiencia de TV3 el documental ’20-S’.

Para dar la versión del independentismo de los registros del 20 de septiembre en la Consejería de Hacienda, en la cual los representantes de la Comisión Judicial y la secretaria del juzgado se vieron sitiados y los vehículos de la Guardia Civil destrozados (suceso por el cual permanecen en prisión preventiva de Jordi Sánchez de la ANC y de Jordi Cuixart de Omnium).

El documental emitido por TV3, como estaba previsto, presenta a ‘los Jordis’ como héroes y al Estado español como ‘el malo’ de la película.

Pensamiento único del independentismo

Dicen que una de las primeras obligaciones de un relato es contar con las distintas versiones de un mismo caso. Los de TV3 ya no se molestan ni en disimular. Veamos la relación de testimonios catalanes que salen en el documentalito:

Jaume Asens (independentista, tercer teniente de alcalde del ayuntamiento de Barcelona), Albert Puig (independentista, de la Consejería de Economía), Lluis Llach (independentista, diputado de Junts per Catalunya), Mireia Boya (independentista, diputada de la CUP), Eva Fontona (independentista, de la ANC), Adriá Alsina (independentista, de la ANC), Sergi Sol (independentista, del departamento de Vicepresidencia), David Fernández (independentista, ex líder de la CUP) y Marcel Mauri (independentista, del Omnium).

¡Toma objetividad! Ni un solo testigo no indepe. En un documental que no era para tele-Punt Avuí, era – hay que insistir – para TV3, la que todavía sigue siendo la televisión de todos los catalanes. Mediapro y TV3 dirán que pidieron la participación de Soraya Sáenz de Santamaría o Enric Milló y no quisieron. ¿Pero de verdad espera que alguien crea que ni TV3 ni Mediapro eran capaces de encontrar a algún testimonio, aunque fuera periodístico, que tuviera una visión que no fuera la del pensamiento único del independentismo para que apareciera durante algún segundo de la pieza? No engañan a nadie. Ni estaban, ni quería que estuviera.

¿Manifestaciones espontáneas?

Apenas cinco minutos del comienzo del documental dejan muy claro lo que Roures, que ha dirigido personalmente la pieza quiere dar a entender. Que todas las manifestaciones eran espontáneas, que la culpa de todo fue del Estado español que sólo buscaba provocar y que ‘Los Jordis’ fueron unos héroes que lograron evitar heroicamente que hubiera violencia como deseaban las malvadas autoridades españolas.

El testimonio que más se esfuerza en defender esas versiones rouresianas es Joaquín Urías, abogado andaluz y columnista de ElDiario.es que lleva meses defendiendo a los independentistas al estilo Javier Pérez Royo y que aparece la pieza para asegurar que el Estado español se ha inventado un delito de rebelión.

Urías acaba el documental diciendo que los registros del 20-S tenían el objetivo maquiavélico de ‘provocar’ a los independentistas para que recurrieran a la violencia tirando piedras para así justificar la represión. (Es curioso que TV3 diga eso, porque quien ha dicho que deseaba la violencia han sido los independentistas, en concreto Josep Martí, ex secretario de comunicación de la Generalitat en un reciente librito reconoce que el Govern de Puigdemont deseaba ‘las cargas policiales’, pero eso en TV3, claro, no lo sacarán).

«Era un golpe de Estado del Estado», «nos provocaban»

¿Rodearon un edificio impidiendo a la comisión judicial terminar? ¿Estuvo la secretaria del juzgado sitiada y tuvo que escapar a escondidas? Pues según TV3 y Mediapro no, porque esos detalles ni son mencionados. Según aseguran los de la comisión judicial no salían porque no les daba la gana o porque se habían alargado en sus registros por problemas informáticos.

Eso sí, tienen tiempo de sacar testimonios repitiendo que aquellos registros eran un golpe de Estado, un ataque a Cataluña y demás bazofia argumental indepevictimista como Llach asegurando que aquellos manifestantes eran catalanes «que decidían dejar de ser súbditos (de España, es de suponer) para pasar a ser ciudadanos».

¿Los vehículos? ¡Fueron los medios de comunicación!

Como todo el documental de TV3 se centra en que los Guardias Civiles y la comisión del juzgado eran todos unos malvados provocadores, no tienen ningún reparo en incluir en ese capítulo el tema de los coches destrozados de la Guardia Civil: «Dejaron los coches accesibles al público, eso también es provocar», afirman los testimonios indepes sin pestañear.

¿Y cómo justifica TV3 el robo de las armas de aquellos coches? «Es que nadie les explicó que en esos coches había armas», dice otro testimonio. (Es decir que el robo de armas está justificado porque los Guardias Civiles no informaron previamente de que la tenían ahí, mucha lógica).

¿Y cómo justifica TV3 la imagen de ‘Los Jordis’ subidos a los coches de la Guardia Civil? «Fueron los medios de comunicación los que se subieron a los coches primero», dice un testimonio al principio del documental.

«Todo el mundo se subió a los coches», dice otra voz. Eso sí, la imagen del reportero de TV3 Iván Medina, subido a un coche de la Guardia Civil, no la sacaron. Y eso que le tienen cerca, dado que Medina era precisamente periodista de un programa de TV3 que producía Mediapro.

Según TV3 y Mediapro el único motivo por el que Jordi Sánchez y Jordi Cuixart subieron a los coches megáfono en mano fue para pedir a la gente que no recurriera a la violencia y que se fuera a su casa a las 12 de la noche para evitar que hubiera violencia (¿En qué quedamos, no se supone que no había nada de violencia y que los indepes eran súper-pacíficos).

Lluis Llach acaba reconociendo que hubo algo de violencia pero «de muy poca densidad» y que todo fue culpa de «las televisiones del Estado» que dieron una imagen deformada del tema. Nada, nada. Menos mal que tenemos a TV3 y a Mediapro, que son 100% objetivos y no deforman nada.

Eso sí, curiosamente en 57 minutos de documental de TV3 no sacan ninguna secuencia del momento en el que destrozaban los coches de la Guardia Civil, no vaya a ser que alguien pudiera pensar que hubo algún altercado, ni tan siquiera mencionan que hubiera gente, como la funcionaria Montserrat del Toro, que tuvo que huir por la Azotea para que no la lincharan. Ni se la cita. ¡Menos mal que TV3 nunca deforma nada! ¿Roures no tiene esos datos? ¿O sí los tiene y simplemente es un vulgar manipulador con la siempre complicidad de TV3?

Eso sí, intentando defender a los Jordis saca el momento en el que mientras los funcionarios empiezan el registro Jordi Cuixart grita ante los manifestantes que las personas que están realizando ese operativo «son los enemigos del pueblo». Pero no olviden la consigna de TV3: los únicos que provocan son los unionistas.

TV3 lanzó todo su despliegue mediático para fomentar la pieza. Si el propio Jaume Roures aparecía en ‘Els Matins’ para retar al unionismo a hacer su propio documental sobre los hechos (reconociendo indirectamente que no había hecho un documental objetivo, sino de parte), en ‘Mes 324′ eran los abogados de ‘Los Jordis’ los que aparecían diciendo poco menos que el documental confirmaba la inocencia de sus clientes y que la llevarían a los juzgados.

Desafortunadamente para Cuixar y Sánchez, por mucho poder que tenga Roures – habrá que ver si logra hacerse con RTVE a través de la directora de su digital, Ana Pardo de Vera – aún no controla los tribunales de justicia.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído