Cubría la recepción real en el Palacio de la Almudaina cuando fueron increpados

Reportera de la independentista televisión balear rompe a llorar acongojada por los «españoles»

Quien siembra vientos, recoge tempestades. Incluso en periodismo, como queda patente con lo que le ha ocurrido a la catalanista, pública y antiespañola cadena balear IB3.

La televisión, que además de recibir dinero público a granel, se ha dedicado a difundir e incluso financiar actos en los que se vitupera a España y se ensalza a quienes quieren romperla, se las prometía muy felices el pasado viernes.

Pero se encontró con la horma de su zapato. Esta vez no eran los independentistas procatalanes, zarrapastrosos y podemitas insultando al Rey de España, que tan buena cobertura les da la cadena.

En está ocasión, se trataba de grupo de manifestantes españoles, a favor de la Monarquía y la Constitución, quienes impidieron con sus voces este 3 de agosto de 2018 trabajar a un equipo de periodistas de IB3, cubrir como querían la recepción que cada año realiza la Familia Real a miembros de la sociedad civil.

El acto se celebró en el Palacio de la Almudaina, en Palma de Mallorca.

Según explicó en Twitter Candela Forcades, periodista en prácticas en esta televisión, que en ese momento se encontraba en el control de realización, frente al Palacio se juntaron dos manifestaciones: anti monárquicos y monárquicos.

«Teníamos a un cámara y una periodista para hacer un directo», asegura Forcades, quien afirma que cuando dieron «paso al directo para que se vea en el informativo, se empieza a escuchar un montón de ruido de gente gritando». «Tanto, que a la periodista le costaba hablar porque la desconcentraban», agrega.

«Estaba, literal, a punto de llorar, tenía que volver a hablar pero no ha podido», explica Forcades.

En el vídeo se puede observar cómo el ruido impide a la periodista Marga Caldentey hacer su trabajo, según huffingtonpost.

Otro vídeo muestra cómo el cámara se enfrenta a los manifestantes y les indica que lo que han hecho es «una falta de respeto», mientras vemos a la periodista salir de la zona visiblemente afectada.

Según Forcades, la periodista, que estaba «agobiada y asustada» regresó al punto de directo «llorando».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído