GENTE DE LA TELE

‘Cuéntame cómo pasó’: Sale a la luz el sangriento pasado de Herminia en la Guerra Civil

El personaje de María Galiana asesinó a un hombre en Sagrillas

'Cuéntame cómo pasó': Sale a la luz el sangriento pasado de Herminia en la Guerra Civil

Lleva Franco momificado y bajo una tonelada de granito más de 40 años y hace 80 que se libró en España la Guerra Civil, pero da la impresión de que a algunos les sigue fascinando todo lo relacionado con el fraticida conflicto que partió en dos España en la primera mitad del siglo pasado.

Cuéntame regresó este jueves con Herminia como protagonista absoluta. La serie destapó el secreto más oscuro que guarda la abuela de la familia Alcántara, interpretada por la genial María Galiana, y que se llevará a la tumba.

Ya nos lo avisó Joaquín Oristrell, su guionista, en esta entrevista antes de que la cadena pública cortara a la mitad la temporada 19.

«Tendrá una historia preciosa relacionada con el pasado y que ella oculta».

Herminia, «la abuela de España», se llevó todos los aplausos en un gran alegato a la memoria histórica.

Ningún espectador se podía imaginar que este personaje pudiera haber hecho algo malo en su vida, ya que Herminia es la sufridora de la familia y la que pone cordura. Sin embargo, en los últimos episodios, la hemos visto abandonar el modelo tradicional e insistir a su hija que ponga en su sitio a su marido.

Pues bien, su gran secreto es que durante la Guerra Civil había asesinado a un hombre que iba a morir con la llegada del bando nacional a Sagrillas.

Una historia que Herminia desvela a medias a su nieto Carlos para que le sirva de inspiración para su próxima novela.

La mujer escondió en su casa a Don Samuel, un apuesto maestro de ideas republicanas, para evitar que lo mataran.

El hombre le enseñó a Herminia a leer. Sin embargo, cuando decide huir, un falangista descubre el libro de Campos de Castilla.

«Se fue a México y allí rehizo su vida. Tuvo hijos y nietos. No volvimos a ver hasta que vino al pueblo antes de morir», contó a Carlos.

«Sí hubo algo más, no lo quiero recordar».

Sin embargo, la historia no acababa aquí. Herminia recuerda en un sueño el día que el mismo falangista los descubrió y ella se vio obligada a acuchillarle para que no se llevara preso a Samuel. L

os dos escondieron su cadáver y, por eso, la abuela lleva flores a un árbol en recuerdo a lo que pasó en 1938.

Como bien apuntaba la voz de Carlos:

«Recuperar la memoria es algo tremendamente doloroso, pero necesario. Negarse a ello es condenarse a estar permanentemente perseguido por el pasado».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído