GENTE DE LA TELE

‘GH VIP’: A Koala le tratan como un perro, le echan de su habitación y tiene que dormir solo

El concursante, además de estar nominado, ha tenido que vivir en carne propia el desprecio de sus compañeros al dejarle sin cama…

'GH VIP': A Koala le tratan como un perro, le echan de su habitación y tiene que dormir solo

En el pringoso mundillo de la tele y los concursos no hay amigos: solo clientes y conocidos. No hay piedad y máxime cuando el personal llega a la conclusión de que cuanto peor les vaya a otro, mejor les irá a ellos.

El buen rollo parece que va extinguiéndose en la casa. Incluso para alguien tan poco dado a los enfrentamientos como el Koala. El cantante se ha encontrado con el desprecio de toda la casa en bloque sin haberse dado cuenta.

¿Qué ha podido pasar? La llegada de más camas alteró a los habitantes de GH VIP y terminaron desahuciando al Koala de su cama y echándole de la habitación. Más tarde trataron de limar asperezas pero, la verdad, no lo consiguieron…

La casa de GH VIP va cogiendo forma poco a poco. Tras haber limpiado todas las hojas y la tierra, los concursantes han ido ganando pruebas y consiguiendo más muebles para su confortable hogar. Lo que no imaginaban era que la última adquisición iba a despertar la tormenta.

Entre varios decidieron que se repartirían las camas nuevas con un truco más que viejo: el que primero llega, se la queda. Así que, de repente, todos comenzaron a correr hacia las habitaciones. ¿Todos? No, el Koala no…

El cantante se quedó despistado, pensando que su cama, la que ya ocupaba, iba a ser de su propiedad sí o sí. Se equivocaba. Cuando se quiso dar cuenta, ya no tenía donde dormir. Vamos, ni siquiera habitación.

Le habían echado y nadie quería reconocer la evidencia. Con un enfado más que visible, el músico no quería saber nada de las explicaciones que le querían dar sus compañeros.

Suso le ofreció con la boca pequeña, tal y como cuenta Gato Encerrado, que se quedase con su cama pero ‘ahora ya es tarde, señora’. La Jurado siempre viene a cuento.

Miriam también se apiadó del cantante ofreciéndole su armario.

«Ya es tarde para arreglarlo», decía Koala al grupo. Poco a poco, se le fue pasando el enfado aunque el daño ya estaba hecho.

¿Es esta una premonición de lo que va a ocurrir con las nominaciones? De ser así, Koala tiene muchas papeletas para quedarse fuera de la casa…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído