"Nunca Unidos Podemos tuvo tanta influencia en el Gobierno de España como estamos teniendo ahora", afrima en 'El Objetivo' de Ana Pastor

Las medallas que se cuelga Iglesias por tener a Sánchez derrotado y comiendo de su mano

El líder de Podemos se atribuye la exhumación de Franco y la dimisión de Màxim Huerta y Carmen Montón

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, está exultante. Se jacta de su gran influencia en el Gobierno, y se atribuye los ‘méritos’ de la exhumación de Franco, y de la dimisión de Màxim Huerta y Carmen Montón. A su juicio,

«nunca Unidos Podemos tuvo tanta influencia en el Gobierno de España como estamos teniendo ahora».

El líder de Podemos, en ‘El Objetivo’ de Ana Pastor, tampoco ha tenido reparos este domingo 30 de octubre de 2018 en llamar a los separatistas encarcelados  presos políticos«. De hecho, se ha colgado la medalla de haber sido «el primero que los calificó así en España».

Se basa así en las medidas que ambos están negociando de cara a los Presupuestos Generales del Estado, y apunta a que no dejará de negociar los presupuestos con Sánchez si mantiene a Delgado:

«Si la pregunta es si vamos a romper las negociaciones de presupuestos porque la ministra no se vaya, la respuesta es no»,

ha dicho. El líder de Podemos también ha pedido al ministro de Ciencia, Pedro Duque, que explique si se ahorró impuestos al crear una sociedad patrimonial para gestionar sus dos viviendas, pero tampoco ha aclarado si reclamará qué hará si se confirma y Sánchez lo mantiene.

Pero Iglesias reivindica también éxitos en materia presupuestaria y social: «Se acaban los acuerdos en educación», España ha firmado un tratado de «no proliferación nuclear», se ha planteado reconocer a Palestina como Estado. «Estamos hablando de vivienda» o de subir las pensiones con arreglo al IPC, así como de «permisos iguales e intransferibles» de maternidad.

Iglesias también ha pedido la dimisión de la ministra Dolores Delgado, la ministra de Justicia, por sus reuniones con el excomisario José Manuel Villarejo. «La considero buena ministra y fiscal muy solvente», pero «hay situaciones que no se pueden consentir y tenemos que ser coherentes», ha dicho.

«Es gravísimo que alguien pueda tener ese tipo de conversaciones»,

ha lamentado respecto a las alusiones a una red de prostitutas con Villarejo al frente.

Parte de la entrevista se centró esencialmente en la negociación de Presupuestos y cómo Podemos está apretando del dogal de Sánchez para apuntarse todos los tantos de gasto social. Pero esas cuentas se toparán con la dificultad de poner de acuerdo al PSOE, a Podemos y a partidos como ERC, PDeCAT, Bildu y PNV, cuyo discurso se sustenta en cuestiones identitarias y hasta de desafío a la Constitución.

En ese punto, Iglesias se mostró como el eslabón perdido entre los socialistas que apoyaron la aplicación del artículo 155 tras la declaración de independencia catalana del 27 de octubre pasado y los separatistas que la proclamaron.

«Las señales que envía Europa son un mensaje para el Poder Judicial en España»,

dijo antes de afirmar que «el Gobierno no puede llamar a la Fiscalía a dar órdenes».

Durante su entrevista, Iglesias deslegitimó a Pablo Casado y Albert Rivera, a los que acusó de «defender a Franco» por haberse abstenido junto a sus grupos en la convalidación del Real Decreto Ley del Gobierno para exhumar los restos del dictador.

Cree además que no habrá elecciones anticipadas:

«Sánchez me ha transmitido que su intención es convocar las elecciones en 2020″.

Iglesias lanza esta clara amenaza a Sánchez

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído