Periodismo
Christian Gálvez Telecinco

Todos tenemos luces y sombras en nuestras vidas, y los famosos no son menos. Christian Gálvez, el presentador de Pasapalabra en Telecinco, ha revivido uno de los momentos más dramáticos de su vida y que pocos conocían hasta ahora. El joven estuvo a punto de quedarse postrado en una silla de ruedas a raíz de un accidente donde se partió la espalda. Sin embargo siguió trabajando y luchando para evitar perder la movilidad, no sin sufrimiento, según huffingtonpost.

Todo ocurrió cuando Gálvez tuvo un accidente que le dejó con la espalda rota y perdió la movilidad en las piernas. En declaraciones a la revista Papel, el presentador narra cómo consiguió volver a aprender a andar pese a que seguía presentando Pasapalabra: "Mi mujer (la exgimnasta Almudena Cid) fue mi mayor apoyo", recuerda nada más comenzar la entrevista.

Pese a que en el hospital le dijeron que debería someterse a una complicada operación que podría no salir bien, Gálvez apostó por arriesgarse. Pidió el alta antes de tiempo para no dejar de trabajar y seguir grabando el concurso de Telecinco, una tarea que fue mucho más complicada de lo que se esperaba.

Se tuvo que dilatar la grabación de Pasapalabra y se le daba una hora de tiempo entre programa y programa para que pudiese descansar: "Fue una experiencia que me cambió la vida". Y más aún después de que el joven se enganchase al deporte tras protagonizar el reto de la revista Men's Health.

"Lo peor que podría haber pasado es que me hubiera quedado en silla de ruedas. Y en silla de ruedas podría haber hecho Pasapalabra. No creo que Telecinco hubiese prescindido de mí solo por eso", asegura el presentador que todavía se emociona al recordar este duro pasaje de su vida.