Periodismo

El ‘efecto VOX' ha conseguido poner contra las cuerdas a Mediaset y a Atresmedia, el duopolio televisivo consolidado durante el nefasto Gobierno de Mariano Rajoy con el objetivo de hacer un ‘sandwich' al PSOE (en las célebres palabras de Mauricio Casals, editor en las tinieblas de La Razón) para disparar a Podemos y disparar el voto útil del PP.

El huracán verde puso patas arribas a Atresmedia y la obligó a hacer fichajes como el del intereconómico Gonzalo Bans de emergencia para frenar la hemorragia de audiencia. Pero pocos saben que los temblores comenzaron mucho antes de las elecciones andaluzas que convirtieron a VOX en la llave del Parlamento andaluz con doce escaños.

"A partir de octubre de 2018 vimos que [Susanna] Griso dejaba de conectar con la audiencia. Sus constantes guiños a los separatistas catalanes, los exabruptos de su marido contra el rey en Twitter y sus posturas a favor de la libertad de los golpistas presos no nos hicieron ningún favor porque nuestra audiencia no es la de laSexta", comentan a PD fuentes internas de Atresmedia.--No es la TV3, es Atresmedia: Griso confiesa estar a favor de imponer el catalán y Ónega pide no considerar al español la lengua "superior"--

Sus proclamas progres quedaron en entredicho cuando se inventaron un reportaje falso sobre los piropos para denunciar acoso a las mujeres.--'Antena 3' monta un reportaje falso para denunciar acosos sexuales inexistentes--

Muy llamativo fueron sus roces con su colaborador Albert Castillón, vinculado a Ciudadanos, a quien castigó por su vehemencia contra el director de TV3, Vicent Sanchís, a quien Griso trató con guantes de seda.

En junio de 2018 tuvo que borrar a toda leche un tuit en el que se refería a los golpistas en la cárcel como "presos políticos". --¡Qué esperpento, Griso! Borra a toda leche un tuit en el que llamaba "presos políticos" a los golpistas catalanes--

A la vuelta del verano de 2018, los directivos de Atresmedia notaron algo muy llamativo en las audiencias. Los excelentes datos de Lorena García, la sustituta de Griso durante el verano, habían mostrado que mostrarse críticos con los separatistas daba buenos réditos.

Durante los meses de octubre y noviembre la estrategia de Atresmedia de seguir atacando a la derecha no hizo más que fortalecer a VOX como se tradujo en los resultados de las andaluzas. --Gracias, Atresmedia: la estrategia de laSexta de linchar a VOX acaba con Susana Díaz y deja temblando a Sánchez--

Había que reaccionar: el estilo de Griso de ser complacientes con los independentistas lastraba a 'Espejo Público'. ¿Cómo reaccionar? ¿Y cómo hacerlo sin que Griso echara las muelas?

Santiago González, director de Antena 3 Noticias, se reunió con Antonio García Ferreras y comenzaron a buscar fórmulas para 'derechizar' sus mañanas. "En esas reuniones salió el nombre de Gonzalo Bans, un hombre de toda la confianza de Julio Ariza", ligado al Opus Dei al igual que Javier Bardají, director general de Atresmedia, recuerdan las mismas fuentes.

Mientras se negociaba el fichaje de Bans, Antena 3 seguía atacando con saña a VOX. Uno de los momentos más vergonzosos fue cuando la presentadora Sandra Golpe llamó a VOX "xenófobo" y "machista" en pleno telediario y alguien de su equipo incluso la aplaude. Pero el climax de la repugnancia llegó cuando Cristina Pardo desde laSexta salió a la caza del votante de VOX en Marilaneda.

"Visto el resultado, está claro que este reportaje nunca debió emitirse. Reiteramos nuestras más sinceras disculpas a todas aquellas personas que se han podido sentir ofendidas. No volverá a pasar", añadió la dirección del programa.

El gran resultado de VOX aceleró el fichaje de Bans.

"Lo mejor fue cómo se lo dijeron a Griso. Para que no sospechara, le disfrazaron el fichaje de Bans diciéndole que las razones del fichaje eran por la excelente dicción y la gran voz del periodista", cuentan a PD.

A Bans se le sumó recientemente el periodista de Okdiario, Carlos Cuesta, que junto a Cristina Seguí han conseguido neutralizar la deriva populista del programa causada por Griso.