Periodismo

En la mayoría de programas políticos de este 21 de enero de 2019 el principal tema partidista era la crisis de Podemos, no lo veían así programas de TV3 que prefieren seguir en su dedicación de zurrar al Partido Popular, cuando no pueden a Vox.

En 'Tot es Mou', Helena García Melero usaba como argumento para atacar a Vox el que haya osado pedir la ilegalización de Arrán (el grupo de camorristas de la CUP).

Mala elección para escandalizarse, dado que el PP y Ciudadanos pidieron esa misma petición en octubre del año pasado. Con la gravedad de que el PP está en el Senado, puesto desde el cuál podía haber pasado de las palabras a los hechos instando desde su mayoría parlamentaria a esa ilegalización, cosa que no han hecho.

Pero fue, claro, ‘Está Passant', el programa de la productora ‘Minoría Absoluta' para TV3 quien centró casi todo su programa en atacar al PP por su convención a través de su presentador, Antoni Soler, que se dedicó a poner cortes de la convención para ridiculizarlos.

"En el fondo lo que está diciendo el PP es "no votes a Vox, podemos ser tan fachas como ellos"

También Antoni Soler, que intenta ser el ‘Wyoming' de TV3, pasó a burlarse del nuevo logo del PP:

"Podría ser un corazón o un culo o un interrogante. O bien, el perfil de Zoido. (...) ¡El nuevo logotipo del PP en realidad representa los cojones de Pablo Casado, ahora lo entiendo!".

Llama la atención que los independentistas catalanes se autoarrojen ser patriarcas del ‘humor inteligente' y sutil, cuando su nivel de elegancia brilla por su ausencia.

El presentador de ‘Está Passant' siguió burlándose de todos:

"Marian Rajoy se va a presentar para la ocasión como el abuelo de la familia Monster".

No faltó a hacer las bromas fáciles contrala esposa de José María Aznar y ex alcaldesa de Madrid, Ana Botella, por su apellido y, naturalmente, contra los dos ex presidentes.

"Rajoy y Aznar representan las dos almas del PP: la rancia y la más rancia".

Pero si hubo algo con lo que pareció disfrutar mucho Antoni Soler, fue cuando emitió el viralizado momento en que el periodista Jaume Vives hacía referencia a Vox en plena convención del PP.

"En plena convención del PP el Delegado del Gobierno de Tabarnia pidió a los presentes que se afiliaran a Vox. ¡Jo, jo, jo!. Creo que ahora el PP e Inés Arrimadas dejarán de reírles las gracias a los de Tabarnia".

Queda claro, que Vives no es alguien demasiado querido por el PP. El propio director de la cadena le tachó de mentiroso en una reciente comparecencia.

Las palabras de Vives en la convención fueron respondidas por González Pons en la convención asegurando que Rita Barberá nunca hubiera votado a Vox en la lamentable táctica de usar a los muertos, algo Antoni Soler también parodió:

"No sabemos si Rita Barberá votaría a Vox, lo que no sabemos es que ya no está en el PP. Por cierto la familia de Rita Barberá suena como alcaldable de Vox a la alcaldía de Valencia. ¡Toma caloret, fallet! A ver si se confirma..."

Por supuesto que Antoni Soler y el resto de nacionalgraciosillos a sueldo pueden mofarse del PP todo lo que les dé la gana. Lo que choca es que lo hagan desde una televisión que pagan todos, incluyendo los votantes catalanes del PP, y, en cambio, no dediquen el mismo espacio a mofarse de otros partidos.

A todo esto la decisión de Puigdemont de proponer a Bea Talegón como candidata a las europeas (¿Por quién, por Junts, por PDCAT, por Bildu? ¿A quién representa Puigdemont?) fue ignorado por gran parte de medios, pero no por TV3, donde se presentó a Talegón como "abogada, periodista y tuitera" (no como ex del PSOE, ex simpatizante de IU, ex simpatizante de La Izquierda y ex simpatizante de Ciudadanos).

Quizá el mejor comentario a la candidatura de Talegón fue el del impresentable de Jair Domínguez: "¿Y después, qué? ¿La Barbijaputa como secretaria general de la ONU?"