Periodismo
Aamer Anwar.

Todo está a punto para el inicio del juicio y los de TV3-Catalunya Radio piensan poner toda la carne en el asador. Ya andan poniendo cuñas sobre todo el despliegue que piensan hacer.

‘Preguntes Frequents' se sacó de la manga en su programa de este 9 de febrero de 2019 al último de los personajes originales que se sacan de la manda para comentar en favor del independentismo: el abogado escocés Aamer Anwar presentado como ‘experto en derechos humanos'.

Que venga un abogado escocés a rajar contra España sobre la poca democracia y la ausencia de justicia real de nuestro país parece un invitación a movilizar a determinado tipo de electores. La ‘objetividad' del tipo estaba acreditada por el hecho de ir con lazo amerillo en la solapa y por ser, que cosas, el abogado de la indepe fugada en Escocia, Clara Ponsatí. Por lo cual TV3 en el letrero más que como ‘experto en derechos humanos' igual debería haberle rotulado como ‘activista pro-independentista'.

Pero como los espectadores de TV3 ya están acostumbrados a soflamas indepes a diario y Anwar quería llamar la atención, el tipo, que aseguró que ni Reino Unido, ni Bélgica, ni Alemania permitirían un juicio al ‘Procés' como el que va a hacer España, empezó a desbarrar cuando criticó a Europa por no condenar la actuación de España con Cataluña:

"En Europa dicen que es una cosa que corresponde a España, los mismos dicen que Gibraltar es una colonia de Gran Bretaña y en cambio a Cataluña no lo consideran una colonia de España, cuando tenía una bandera y una historia y un parlamento muy avanzado, ¿cómo es que no se lo considera una colonia? Esto es una hipocresía."

Más que una hipocresía es una memez. Aparentemente Anwar estaba confundiendo el encaje de Cataluña en España con el de Escocia en el Reino Unido.

Asegura que Cataluña ‘tenía bandera, historia y parlamento' propio antes de formar parte de España. Quizá alguien debiera darle unas clases de historia a Anwar, para aclararle que nunca existió España sin Cataluña. Si lo que quiere es hablar de la época de los condados catalanes, tendría que hablar de reinos de Aragón, Navarra, Castilla y demás.

Anwar no se quedó ahí, quería seguir desbarrando y dijo, como si España fuera una república bananera que España debía permitir observadores internacionales en el juicio y un relator de la ONU. Y ante el argumento de que si dejaban sitios para estos podrían quedarse fuera los familiares de los acusados, bramó:

"¡¿El Tribunal más importante no podría trasladarse a una sala más grande para que pudieran sentarse observadores internacionales junto a sus familias?!. (Aplauso del público de TV3). ¡Han excluido al relator de la ONU sobre libertad de expresión y hasta han impedido que un premio Novel aporte pruebas, no hay justicio!".

Dejando claro que El Terrat sigue seleccionando a un público muy domesticadito a favor del independentismo (no pararon de aplaudir a Anwar), es bastante absurdo pedir observadores internacionales a un juicio que la propia TV3 va a poder reproducir íntegro como TVE y La Sexta.

Pero Anwar quería desbarrar aún más, y tras comparar a España con Escocia, pasó a hacerlo con Ruanda y el genocidio de los hutus y los tutsis:

"Se ha aceptado a observadores internacionales en los juicios por los crímenes de guerra en Ruanda (...), en toda clase de tribunales con crímenes de Guerra (...). Pasarlo por televisión no garantiza nada".

Así que para el abogado Anwar lo sucedido durante el genocidio de la Guerra Civil en Ruanda en el que murieron como poco 500.000 personas asesinadas que llevó a un juicio en La Haya le parece comparable al juicio por el intento de disolver el Estado español en el que no murió nadie.

...Y Venezuela

Si ya nos había comparado con Escocia y Ruanda, lo de menos es que más adelante comparara el nivel de los tribunales de España con los de Venezuela. Para Anwar el juicio es político porque entre los acusados está personado un partido político como ‘acusación popular' Vox, al que tachó como partido de franquista y nazi, al igual que a la manifestación que el domingo.

Es llamativo que el tema de la ‘acusación popular' gusta o disgusta según el colectivo que la utiliza. Fue una ‘acusación popular' la que sentó a la infanta Cristina en un juzgado como acusada o sentó a Mariano Rajoy en otro como testigo. Entonces ningún analista progre-guay la criticó. En cambio ahora que la usa Vox parece molestar mucho.

Para simular cierto equilibrio los de El Terrat sentaron en frente de Anwar a un abogado garantista catalán que intentaba defender la justicia, pero con un tono buenista de libro que incluía que el tal abogado aceptara que podía haber anticatalanismo en figuras judiciales españoles como el fiscal Pedro Ruvira y hasta reconocer que la presencia de Vox era un error.

Lo peor de tal abogado de nombre Marc Molins es que no tuvo problemas en acusar de irresponsabilidad a ‘la derecha española' por tratar de interferir en el juicio, pero sin hacer reproche alguno a los partidos independentistas (para TV3, los únicos que crispan es ‘la derecha no indepe', nunca los indepes). Nadie le aplaudió, daba más pena que otra cosa, era una coartada. Julianismo clásico.

Este es sólo el primer personaje que nos trae TV3, a ver que más nos traen estos días.