Periodismo

Una de las notas sorprendentes del fin de semana la dejó la entrevista que OkDiario realizó a Pablo Casado eligiendo como escenario el bar de Alsasua en el que fueron agredidos dos guardas civiles en un pasaje de sobra ya conocido.

Los periodistas Eduardo Inda y Carlos Cuesta, junto a la jefa de gabinete de Casado, la jefa de prensa, algún cámara y alguien más de seguridad del político del PP, fueron retenidos en el bar por parte el dueño una vez acabado el encuentro, durante unos diez minutos. Este individuo bajó la verja y les mantuvo allí sin ningún motivo hasta que fuera se congregó un grupo de personas (unos veinticinco) para amedrentar y quién sabe si más, a los protagonistas.

Uno de los allí presentes, el periodista Carlos Cuesta, participó como entrevistado este 11 de marzo de 2019 en 'Espejo Público' de Antena3, pero ciertamente tuvo que aguantar diferentes chorradas por parte de algunos tertulianos.

Visiblemente molesto Cuesta terminó por despachar a estos contertulios dejándolos en muy mal lugar, tanto al que le cuestionaba por qué habían hecho al entrevista allí como a la que se preocupó más por el dueño del bar que por los retenidos...

Ángel Antonio Herrera: ¿Por qué escogéis ese sitio para hacer la entrevista?

Carlos Cuesta: Porque es el sitio en el que se le pegó una paliza a dos guardias civiles y sus novias.

Ángel Antonio Herrera: Sí, lo sé, pero ¿necesariamente había que hacer la entrevista allí, no?

Carlos Cuesta: Bueno, tú elige el sitio que a ti te dé la gana y nosotros haremos lo mismo, se llama libertad.

Ángel Antonio Herrera: Claro, y por eso yo te pregunto.

Carlos Cuesta: Y yo te contesto.

Espérense, que entraba en juego la periodista Carmen Pardo:

Carmen Pardo: Carlos, yo pienso que puedes hacer la entrevista donde te dé la gana, los españoles tenemos que tener libertad de movimiento, pero también... ¿No piensas que al dueño del bar se le puede poner en una situación comprometida? Vosotros os vais pero él se queda allí y a lo mejor lo que le toca vivir ahora a nivel personal puede ser bastante grave y ya no estáis allí para defenderlo.

Carlos Cuesta: Yo te hago la pregunta al revés: yo creo que los que vivimos la situación estrenaste fuimos nosotros, no él. Él nos cerró al puerta a nosotros.

Carmen Pardo: Un día... Pero él vive allí 365 días, y los 25 radicales de la puerta los va a tener él el resto de días.

Carlos Cuesta: ¡Hay que leer la hemeroteca! Este responsable del bar fue el que aseguró que no consiguió ver nada de la paliza que le estaban pegando a los guaridas civiles y sus guaridas. Este es el que tú me dices que lo va a pasar mal allá. A mí los que me preocupan son los que nos bajaron la ventanilla y nos dijeron "no nos dejéis solos, no nos olvidéis".

Carmen Pardo: Es complicado.

Carlos Cuesta: No hace falta que me lo expliques nada, que mi familia viene de Vitoria y a mi padre lo intentaron secuestrar.

.