Periodismo
Matamoros Telecinco

Da un pésimo ejemplo. Kiko Matamoros ha hablado sin tapujos en Sálvame de la grave enfermedad que padece. El colaborador de Telecinco fue diagnosticado hace diez años de glaucoma, una dolencia que acabará dejándole ciego, y ha reconocido que no sigue las recomendaciones médicas, según huffingtonpost.

Matamoros ha dado por ciertas las informaciones que aseguran que ha perdido completamente la visión en el ojo derecho y ha asegurado que conserva "la suficiente" visión en el izquierdo. El colaborador de Telecinco, haciéndose el fuerte, ha dicho no estar alarmado por el avance de la enfermedad y ha evitado el dramatismo.

Después de eso, ha reconocido que los médicos que le diagnosticaron la enfermedad le dieron un plazo de diez años antes de que la ceguera fuese total, por lo que considera que está "mejor" de lo que se esperaba.

"Prefiero vivir a mi manera", ha dicho después de reconocer que no está siguiendo las recomendaciones de los médicos.

El glaucoma es una enfermedad del ojo que afecta a la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina. Sin el tratamiento apropiado, el glaucoma puede llevar a la ceguera.

Pero por eso es tan importante seguir el consejo médico. Con exámenes oftalmológicos periódicos, la detección temprana y el tratamiento puede preservarse la vista. La pérdida de visión causada por el glaucoma es irreversible, pero si se detecta a tiempo y se sigue un tratamiento con cuidado y constancia, se puede conservar la visión. Por lo general, el glaucoma se puede controlar con medicamentos o cirugía.