Periodismo
Pablo Motos y Antonio Banderas Antena 3

"¡Parece un museo!", exclama impresionado Alberto Crespo (Asier Etxeandia) cuando visita la casa de su viejo amigo/enemigo Salvador Mallo (Antonio Banderas) en Dolor y gloria, la última película de Pedro Almodóvar que se presentó este 14 de marzo de 2019 en sociedad.

Puesto que Salvador Mallo es un trasunto de Almodóvar, ese "museo" no es otro que el piso madrileño del director manchego, convertido para la ocasión en un set de rodaje. Y en él destacan, en efecto, las numerosas obras de arte que decoran las paredes y logran colarse en prácticamente cada plano. (La frase de Antonio Banderas sobre Franco que entierra en lo más hondo a Sánchez e Iglesia)

No es habitual que el público de El Hormiguero se rebele, pero hoy ha ocurrido durante un instante.

Antonio Banderas, en plena promoción de Dolor y gloria, la última película de Pedro Almodóvar, ha acudido a divertirse al programa de Pablo Motos y la audiencia presente en el plató ha reaccionado airadamente cuando el presentador de Antena 3 le ha preguntado por política al actor, según huffingtonpost.

Lo cierto es que Motos lo había visto venir, porque entró en harina con cautelas.

"¿Te puedo preguntar de política?", le ha dicho a su invitado estrella. En ese momento, se ha llegado a escuchar la sonora negativa del público invitado en el plató del programa más visto. (Es difícil no pensar en sexo al ver el anuncio de Antonio Banderas para El Corte Inglés)

Banderas ha aprovechado la protesta del público para intentar esquivar la pregunta.

"¿Has escuchado?", le ha dicho a Motos señalando al público, para dar a entender que a nadie le apetecía escuchar sus opiniones políticas.

"¡Que nos dejen en paz!", ha dicho el presentador en tono de broma.

Después de este momento, poco habitual en el programa de Antena 3, Banderas ha lanzado una reflexión sobre la situación política.

"Tal y como están las cosas, te conviertes en sospechoso por cualquier cosa", ha dicho, antes de añadir que tiene el máximo "respeto por los políticos" pero "no hace falta que estén en todo, a todas horas. Hay cosas más importantes".