Periodismo
Màxim Huerta y Ana Rosa Quintana.

Se lo contábamos en Periodista Digital, diez meses después de convertirse en Ministro de Cultura y tener que dejar el cargo seis días después, Màxim Huerta regresaba este pasado miércoles 10 de abril a la que fuera su casa, a El programa de Ana Rosa, para presentar su nuevo libro ‘Intimidad improvisada' (Màxim Huerta ‘vuelve’ a ‘El programa de Ana Rosa’).

Nervioso y emocionado, el presentador y escritor contaba por qué estos meses de silencio y cómo ha atravesado los momentos más complicados de su vida (El 'defraudador' Màxim Huerta no pide perdón y se hace la víctima: "Estaba tan mal que iba en coche y no me importaba si me pasaba algo").

Lógicamente, el foco de interés estaba puesto en su abrupta dimisión y sobre el asunto Huerta contaba:

"estaba muy ilusionado aceptando la cartera, yo, quería estar callado y no leer nada sobre mí... Con ayuda médica y de amigos a los que quiero, puedo hablar... Estar en casa con mi madre, estar con las niñas, sacar a los perros a pasear... El miedo está en ti, es cómo tú crees que te están mirando... Yo tenía pánico, me encerré y me quedé en casa, no quería volver a Madrid".

Y de qué ocurrió al llegar a casa nada más dejar la cartera de Cultura contaba que llegó a su casa:

"y nos pusimos el pijama y me preguntó "¿Qué quieres cenar?" Fue una conexión entre madre e hijo increíble... Lo recuerdo como unos momentos más felices de tu vida".

El regreso de Huerta a la actualidad ha dado para mucho juego televisivo pero unas palabras del periodista y escritor valenciano han pasado desapercibidas para una gran parte de la audiencia y no así para Periodista Digital no para Ana Rosa Quintana que se quedaba prácticamente helada al escuchar la respuesta (Así ha sido el emocionante e incómodo reencuentro entre Ana Rosa Quintana y Màxim Huerta: "Con Pedro Sánchez no tengo relación").

Así, una de las preguntas hacía mención a la relación entre Huerta y Pedro Sánchez y el periodista manifestaba que en su tiempo de ministro no había hablado prácticamente nunca con el presidente del Gobierno. La relación era del todo inexistente:

"No tenía relación con Pedro Sánchez... Hubo una llamada al mes cuando se iba de vacaciones y ya está".

¿Qué tipo de presidente es alguien que no tiene relación alguna con los miembros de su Ejecutivo? Pues ese es Pedro Sánchez.

Pese a ello, Màxim Huerta adelantaba lo que va a votar en las próximas citas electorales:

"A Carmena en el Ayuntamiento, a Iñigo Errejón en la Comunidad y una papeleta socialista al Gobierno".