Periodismo

Son tantas las tropelías y agresiones cometidas por TV3 que han tenido que padecer todos los consumidores no indepes (los que queden), que es inevitable comprender que varios candidatos aprovecharan la ocasión de decirle una vez más a la cara al director de TV3 lo que pensaban de él y de su gestión.

La noche del miércoles TV3 emitió el ‘debate decisivo' (sí, la misma coletilla que usó Atresmedia), en este caso con los seis cabezas de lista por Barcelona: Meritxel Batet (PSC), Gabriel Rufián (ERC en representación de Oriol Junqueras), Inés Arrimadas (Ciudadanos), Cayetana Álvarez de Toledo (PP), Laura Borrás (JxC en representación de Jordi Sánchez) y Jaume Asens (En Comú Podem).--Los millonarios independentistas de TV3 se pitorrean de Cayetana Álvarez de Toledo: "¡Que presente un programa de humor!"--

En teoría En Comú Podem fue la fuerza más votada en Cataluña las dos últimas elecciones generales, pero todos parecen tener claro que van a perder tal condición (el mismo Asens fue muy criticado por dirigentes de Podemos en Cataluña que lo acusaban de ser un independentista infiltrado) y en líneas generales la mayor intensidad del debate fue entre ERC y PSC, los dos partidos que luchan por la codiciada primera posición.

Pero Cayetana Álvarez de Toledo tenía ganas de marcha y, para empezar, un primer golpe de efecto visual: presentarse de amarillo, el color del que tratan de apropiarse los independentistas y que para la política era uno de los colores de la bandera de España.--Cayetana Álvarez de Toledo deja tiritando a la presentadora de TV3: "Esto es una TV residual que ha participado en un golpe de Estado"--

Los bufones de TV3 (del tipo Jair Domínguez y compañía) llevan toda la campaña haciendo gracietas bobas de que "los españoles quieren prohibir el amarillo" y similar. Pues Cayetana dejó claro que el amarillo no les pertenece.

Pero el que más iba a recibir era el director de TV3, el independentista Vicent Sanchís, que quiso presentar el debate. Sanchís, que antes de director de TV3 fue tertuliano independentista, vicepresidente del lobby independentista Omnium Cultural y director del diario independentista Avuí, trataba de sonreír mientras Cayetana Álvarez de Toledo decidía no dirigir tanto su trabuco dialéctico contra Rufián o Borrás, sino contra él:

"Usted es jefe de esta casa de TV3 y usted está procesado por desobediencia en una operación de asalto a la legalidad (...) es verdad que no es la única anomalía. La anomalía es que desde esta casa se humille a la mitad de los catalanes, la violencia que se ejerce siempre contra los constitucionalistas (...)"

La colleja de Cayetana era sólo el preludio del puñetazo que le iba a llegar al director de TV3 en el turno de Arrimadas,  la cabeza de lista de Ciudadanos, cuyo partido es el que más las ha tenido tiestas con la tele pública en prácticamente todos los programas, desde Lidia Heredia a Mónica Terribas, se han visto las caras con los naranjas.--Inés Arrimadas se planta en TV3 con un par y machaca a la presentadora estrella de los 'indepes'--

"Estamos en una situación anómala, entre otras cosas porque TV3 es una maquinaria de propaganda independentista y es una anomalía que usted [dirigiéndose al moderador Vicent Sanchís] no sólo está procesado por poner esta casa al servicio del golpe de Estado que se produjo, sino que usted está reprobado por el parlamento de Cataluña desde 2017. Usted saca cosas previas de nuestros compañeros, yo le saco cosas previas a usted. Usted dijo que iba a estar al frente de la televisión hasta que el parlamento lo dijera".

"El Parlamento le ha dicho que se vaya y usted sigue aquí cobrando los 110.000 euros que cobra. Eso es una anomalía y yo le pido que deje de ser el consejero de Propaganda del Gobierno, que cobra como un consejero, que deje de ser un comisario político. Y para facilitárselo, le he redactado su carta de dimisión para que usted cumpla lo que dice el parlamento de Cataluña y la justicia. Porque es una vergüenza que todos los que nos vean hoy le tengan que pagar un sueldo de 110.000 euros."

"Usted dirá que no se presenta en ninguna lista, pero yo le he visto en actos políticos de la formación de la Señora Borrás y no descarto que usted aparezca en las listas independentistas. Mientras tanto, si me permite, así no tendrá ni que perder el tiempo en redactarla".

Sanchís, que no había dejado de sonreír y parecía casi ‘grogy' mientras Arrimadas hacía su alegato, se limitó a recoger el papel y decir ‘muchas gracias'. Podría haberse quedado ahí, pero el alegato fue tan demoledor que Sanchís no pudo evitar añadir un mínimo comentario.--La independentista TV3 pagó 140.000 euros a la productora de Roures por una trilogía sobre el 'procés'--

  • Vicent Sanchís - "¿Sabe lo que pasa? Que yo hoy no estoy debatiendo con ustedes, me encantaría, pero la Junta Electoral no lo contempla, la justicia, tampoco, hay presunción de inocencia..."
  • Inés Arrimadas - Y el Parlamento de Cataluña...
  • Vicent Sanchís - El Gobierno corporativo no depende directamente del Parlamento y ya me está haciendo contestarla...
  • Inés Arrimadas - Usted dijo que estaría a lo que dijera el parlamento...
  • Vicent Sanchís - De acuerdo. Yo me quedo con su carta de dimisión, prometo estudiarla a conciencia y al final del programa lo hablamos.

Sin duda ver a un moderador en un debate electoral tan interpelado por un candidato en directo es algo que no tiene demasiados precedentes ni en España ni, acaso, en el mundo.

En el terreno político Meritxel Batet pudo darse por satisfecha viendo como era atacada desde el flaco independentista y desde el flaco constitucionalista, dado que eso le permitía situar al PSC en una línea ‘centrista'. Algo que, sin duda los socialistas catalanes esperan rentabilizar electoralmente.