Periodismo
Delfina EE

La limpieza es fundamental para todo, pero no sólo la limpieza de las cosas, también es importante la limpieza en las conductas y los actos. (Otro dato vergonzoso sobre el debate electoral que han ocultado TVE y Pedro Sánchez)

A pesar de que el debate electoral que se celebró este martes en Atresmedia trajo nuevas anécdotas e imágenes, especialmente gracias a su tono más bronco, el del lunes en RTVE sigue coleando.

Ahí está todavía el debate que se generó en torno al propio debate, en clave feminista, tras las imágenes que se vieron antes del pistoletazo de salida, según recoge Diego Rodríguez Veiga en El Español y comparte Paula Dumas para PD. (Las cámaras de TVE pillan a Sánchez abroncando al moderador del debate electora)

La foto tenía todo lo malo. En ella salían los hombres dedicados a lo serio, como candidatos y asesores. Hasta que salieron las kellys del debate, Delfina y su compañera, que mientras limpiaban vinieron a convertirse en una especie de símbolo que se ha usado para reivindicar el lamentable calco exacto de los roles de género. Se convirtieron en un símbolo.

Pero que fuera Delfina la que apareció en las reivindicaciones ha levantado ampollas entre el equipo de limpieza que considera que no debía haberse apuntado el tanto ya que llevaba 10 años sin limpiar.

"Ella es la supervisora de la empresa, es la jefa de la empresa en RTVE y ni se pone el uniforme ni hace labores de limpieza", critica Purificación Marín, delegada del comité de empresa de RTVE y miembro de Somos Sindicalistas.

"Siempre que viene alguien notable se hace una lista de acreditados para acceder a la zona del plató", narra Marín. "Ella se acreditó yo creo que, como nos hubiera pasado a cualquiera, son temas que interesan", añade. "Además, nuestras condiciones laborales son terribles y así también se podía evitar que alguna compañera hiciera alguna reclamación a los candidatos", apuntala.

La gracia de todo este asunto es que antes de que enchara a andar formalmente el debate fue Delfina la que se llevó el minuto de oro. La primera que salió, la que se llevó la atención. Ahora resulta que no le habría tocado a ella.

"Lo que salió en la cámara fueron dos mujeres, sí, pero esa persona no nos representa porque no colabora en que las mujeres tengamos mejores condiciones. Siempre se queja con las vacaciones, nos pone trabas y no nos representa ni como limpiadora y feminista".

Y matiza sobre la fotografía que se coló en casa de todos:

"Soy feminista y reivindico la igualdad. Pero la foto que salió no se corresponde con la realidad. En la plantilla es verdad que la mayoría somos mujeres pero también había hombres en el debate del equipo".

Marín aprovecha para hacer una reivindicación laboral. Cuenta que hace cuatro años hubo un concurso nuevo para la empresa Team Service Facility que lleva la limpieza de las instalaciones de RTVE y que hubo un recorte de plantilla del 30%.

"Ahora nos están convirtiendo en media jornada. Es el contrato que hacen cada vez que hay una baja".

A ello añade que no cobran más de 900 euros al mes por jornada completa.

"Me hubiera gustado que hubieran salido dos compañeras que nos hubieran representado más".