Periodismo

Steve Dymond acudió a The Jeremy Kyle Show, un popular programa de la televisión de Reino Unido, para probar que no le había sido infiel a su mujer (El hundimiento de ATRESMEDIA resulta imposible de maquillar por muchos chistes que cuente Matías).

Pero el polígrafo detectó que mentía y tras el programa la pareja rompió, entonces él decidió quitarse la vida (El representante de las Azúcar Moreno carga contra 'Sálvame' y sus "mentiras").

El escándalo ha sido tal que el show fue cancelado.

"El público la tomó con él y desde entonces no dejó de pensar en quitarse la vida", explicó Shelley, amiga y compañera de piso del fallecido. Diez días después de la grabación, Dymond se había suicidado. "Se sentía humillado", aseguraba la mujer quien no dudó en cargar contra la cadena por "destrozar a la gente para ganar audiencia".

De acuerdo a La Vanguardia, la fatídica noticia ha llevado a los productores de ITV ha suspender definitivamente las emisiones del formato.

De hecho, no solo no emitirán el episodio donde salía Dymond si no que han iniciado una investigación para aclarar lo sucedido. Y es que todos están "conmocionados y tristes".

El caso ha trascendido a la opinión pública y políticos como el diputado conservador Damian Collins, presidente del comité de Medios, ha instado que las televisiones "tienen el deber de cuidar a las personas que participan en sus programas". En la misma línea, el también conservador Simon Hart definía el programa como un espacio "que se deleita en la terrible desgracia de la gente y, a veces, en sus vulnerabilidades". Aun así, el éxito de The Jeremy Kyle Show ha llevado a ITV a conquistar la franja matinal con un 22% de audiencia y más de un millón de espectadores.