Visto en televisión

Esta chica hace una proposición indecente a su pretendiente de ‘First Dates’ dejando a Matías sin respiración

Matías Roure, una de las grandes estrellas de First Dates

Esta chica hace una proposición indecente a su pretendiente de ‘First Dates’ dejando a Matías sin respiración
First Dates Cuatro

No hay cosa que no pase en First Dates. A estas alturas está claro que entre los momentos más comentados de First Dates se encuentran muchos protagonizados por los camareros del famoso plató-restaurante. En particular, el argentino Matías Roure se mete a veces en camisas de once varas, dando pie a momentos muy comentados en las redes sociales: por ejemplo, recientemente fuimos testigos de las críticas al camarero por su inapropiado comentario a una joven que acudía al programa a buscar su primer novio…, según sq.

Como también fue muy comentado cuando un pretendiente, buscando su ratito de «gloria» en Internet se llama Sergio, protagonizó uno de los momentos más groseros que se recuerdan mientras charlaba con Lidia Torrent.

Ahora, Matías ha vuelto a ser protagonista indirecto de un momentazo del dating show de Cuatro. Ocurrió en la cita entre Sandra, de 30 años, y David, de 38. Ella llegó a First Dates con muchas ganas de encontrar el amor y, por ese motivo, decidió ser clara y directa con su cita desde el primer momento.

Su elección para tomar algo antes de la cena ya fue toda una declaración de intenciones: pidió un cocktail Sex on the beach, ante lo que él se cortó un poco, ya que en cuestiones de sexo reconoció que le costaba «hablar un poco del tema».

Por ese motivo, ella quiso tener claro si esa actitud de David se refería solamente a la hora de hablar. «¿Pero luego en la acción no eres soso ni un matao, no? ¿Eres salvaje? ¿Vuelan cuadros y esas cosas?», preguntó ella. Un poco avergonzado, él respondió que sí, «si la ocasión lo merece».

«A ver si te estoy esperando con un picardías o algo en casa, pues cuando me veas no te sientes conmigo al lado, empótrame contra la pared, ¿entiendes?», explicó Sandra, mientras Matías, que estaba escuchando, no pudo evitar mirarla con los ojos como platos.

«Ya…», fue la única respuesta, acompañada de un rostro congelado y una risa nerviosa.

Al final, él acertó a decirle «te gusta que te empotren, ¿no?», ante lo que ella se sintió obligada a aclarar que «no soy ninfómana ni nada». David se puso muy serio tras su explicación, no vaya a ser que Sandra malinterpretara sus palabras…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído