Víctor Sánchez del Real hace rectificar al presentador tras acusarle de estar feliz con la "expulsión en camiones" los inmigrantes

Un representante de Vox hunde en la miseria a Ramón Colom (TVE) y su asquerosa acusación xenófoba

"Algo tan burdo como decir que un partido político que pide meramente que alguien cumpla la ley siendo cargo público decir que eso es montar a la gente en camiones es sencillamente mentir"

Son las cosas que suceden en la RTVE de Rosa María Mateo en la que los amigos de la causa acaban encontrando acomodo como sea y donde sea. Ramón Colom, uno de los afines a la causa de los ‘nuevos tiempos’ del ente, quiso tener su momento de gloria la noche del 4 al 5 de febrero de 2019 tratando de arrinconar en ‘Milleniun’ a un representante de Vox, Víctor Sánchez del Real, a cuenta de la inmigración de carácter irregular. Pero el presentador acabó saliendo escaldado tras el tremendo jarro de agua que le dio el contertulio.

Ramón Colom, después de introducir a su invitado, no dejaba pasar ni medio segundo para meter su particular rejón:

Pregunta a bocajarro, ¿a usted le gustaría levantarse una mañana y ver cómo se llevan en camiones a 52.000 emigrantes de su comunidad autónoma como propone Vox en Andalucía?

La respuesta de Sánchez del Real fue demoledora:

Antepasados míos sí se han levantado una mañana y han visto como se llevaban en camiones a sus familiares, padres, hijos, hermanos y no precisamente por cumplimiento de las leyes. Si cumplir las leyes supone en un medio público como es este, financiado con fondos públicos asumir que la aplicación de la ley requiere figuras estilísticas basados en la brocha gorda, pues sí, el bocajarro estamos acostumbrados a él.

Añadía el representante de Vox que:

A mí me parece que el debate desde el momento que se plantea en términos que suponen las confrontación, cuando alguien defiende las leyes, las normas y su cumplimiento y eso se califica de radicalismo, no digo aquí, sino de forma generalizada, probablemente lo de las posverdad estamos en una fase posterior, es decir estamos ya en la supermentira en la que la mera aplicación de una norma, el quererse levantar un día y que en tu país las normas que nos hemos dado democráticamente, recuerdo, democráticamente, con todas sus letras, se apliquen, evidentemente nos levantamos, no ese día, nos estamos levantando ya en un mundo de mentira. Mentira en la que se dice que por el mero hecho de defender esas normas uno es un radical.Bueno, sea, recibamos esos tiros a bocajarro, seamos radicales y digamos que es mentira.

Colom preguntaba:

¿Usted no se considera radical?

A lo que Sánchez Del Real replicaba:

¿Por qué no? Yo soy radical en muchas cosas. Soy radical en la defensa de la igualdad, soy radical en la defensa de la libertad, soy radical en la defensa de valores y cultura que he heredado y que quiero trasmitir a mis generaciones futuras y soy radical, sobre todo, en la lucha contra aquello que es la mentira. Y algo tan burdo como decir que un partido político que pide meramente que alguien cumpla la ley siendo cargo público decir que eso es montar a la gente en camiones es sencillamente mentir. En eso soy radical.

Colom no tenía más remedio que recular:

Siento si le he ofendido con lo de los camiones. Yo también soy absolutamente defensor del cumplimiento de la ley.

Juan Velarde es redactor de Periodista Digital @juanvelarde72

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído