La versión que dio a 'Interviú' la asesina candidata de Podemos está plagada de mentiras: la investigación nunca giró en torno a la violación como móvil del crimen...

El endiablado juramento sobre la Biblia de una mentirosa Pilar Baeza ante los padres de su víctima

... sino a "una infidelidad de la mentada y su mala reacción al contárselo a un novio violento"

El sumario del caso arroja no pocas luces en este oscuro caso que quieren tapar aún más los de Podemos enarbolando la bandera del feminismo mal entendido, denunciando sin sonrojo un presunto linchamiento por el mero hecho de que la protagonista del mismo es mujer (El vil engaño de la asesina candidata podemita a los padres de su víctima ).

Nada más lejos de la realidad y de los hechos probados por la Justicia. (La sórdida confesión del novio de Pilar Baeza tras cometer el crimen: «Se quedó embarazada tras ser violada»).

Las declaraciones que hizo ‘Lolo’ a la revista ‘Interviú‘ dos días antes de entregarse juto a la ahora alcaldable por Ávila de Podemos, -el autor confeso de los cuatro disparos que acabaron en 1985 con la vida de Manuel López con la presencia de la sonriente y entonces callada Pilar Baeza-, están plagadas de mentiras según se desprende del sumario y de la sentencia avalada por el Tribunal Supremo, que respalda a la familia de la víctima. (El hermano del asesinado por Pilar Baeza avisa a Ana Rosa: ¡si pillo a Echenique…!).

Lo ha revelado este jueves 7 de marzo de 2019 Alfonso Egea en el programa ‘Espejo Público’: (La candidata asesina de Podemos pide socorro a las feministas con la excusa de que la ‘linchan’ por ser mujer)

«nunca se demostró la violación. La línea de investigación iba por una infidelidad de Pilar y su mala reacción al contárselo a un novio violento». (La puñalada trapera de Echenique para defender a su candidata asesina: «fue violada»)

Manuel García, afirmó tajante que actuó fruto de una discusión subida de tono con la víctima que terminó con los disparos, tras enterarse de que su pareja «había sido violada», lo que la llevó, según dijo, a abortar en Portugal.

Sin embargo el auto afirma que no hubo ningún forcejeo. El condenado abrió los cartuchos de la escopeta, vació el arma de caza y la volvió a cargar para disparar dos veces más. El último disparo de los cuatro que realizó se lo pegó en la cabeza, para rematarle.

Víctor Manuel López, el hermano del fallecido, ha contado ahora al programa que Pilar y sus cómplices fueron a asegurarles que no tenían nada que ver con el crimen:

«Pilar puso la mano sobre la Biblia y juró ante mi madre que no sabía donde estaba mi hermano«.

La víctima se pudría mientras tanto en un pozo de Leganés al que habían arrojado.

En el plató de Antena 3 ya se había escuchado a este último tildar a la podemita de mujer «fría y calculadora».

José María Rodríguez es redactor en Periodista Digital. @JMRMontero

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído