EN 'BUENOS DÍAS MADRID' DE TELEMADRID

La radical Fallarás no comulga con los cargos públicos en procesiones de Semana Santa y se lleva un sermón de Jaime González

González indicaba a la tertuliana que "el Estado tiene obligación de colaborar con la religión católica"

La radical Fallarás no comulga con los cargos públicos en procesiones de Semana Santa y se lleva un sermón de Jaime González
Cristina Fallarás y Jaime González

El programa de la mañana ‘Buenos Días Madrid’ que conducen Verónica Sanz y Ricardo Altable, ha abierto este 10 de abril de 2019 un duelo de debate entre la feminista radical, Cristina Fallarás y el periodista Jaime González sobre si los cargos públicos deben asistir a las procesiones de Semana Santa.–Jaime González crucifica a la radical Cristina Fallarás por su surrealista ataque a la religión–

El debate lo ha abierto Cristina Fallarás que ha señalado que «no deberían asistir porque representan a los ciudadanos» y ella es «atea».

Por otro lado, Jaime González le ha dejado claro a la tertuliana que «el Estado tiene obligación de colaborar con las religiones y en especial con la católica ya que la mayoría de los españoles son católicos». Además, «por esa regla de tres, Carmena no podría ir a la Cabalgata de los Reyes Magos».–Cristina Fallarás vive en sus mundos de Yupi y no quiere invertir en Defensa: «A mí las tropas españolas me importan un pito»–

Tras estos argumentos de peso que dejaron a Fallarás hundida, la tertuliana señaló que «no le gustaban las religiones, porque es lo contrario a la ciencia y a la razón, con construcciones míticas que hacen peor al ser humano».

González reprochaba a Fallarás señalando que «un cargo público puede ir si quiere, ya que pertenece al ámbito de su libertad y es un derecho fundamental».

Tras la falta de argumentos, Fallarás respondía que le parece «una aberración poner una medalla a la virgen» y que prefiere «una sociedad, culta y racional que apueste por la ciencia y el desarrollo, además ha señalado que «quien tiene fe y cree en la Biblia es incompatible con el progreso».

González terminaba afirmando que «la religión no va contra el progreso, apelando por la libertad, y que lo que representa la Semana Santa a los españoles, y por respeto a ellos, los representantes públicos deben asistir».

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído