MUNDO SALVAME

Un holograma de Jorge Javier aparece en ‘Salvame’ para celebrar los 10 años del programa con más demandas de TV

“Está bien recordar pero mejor está continuar y celebrar que estamos vivos, muy vivos”

Un holograma de Jorge Javier aparece en 'Salvame' para celebrar los 10 años del programa con más demandas de TV
Jorge Javier Vázquez en holograma (Telecinco)

Un holograma de Jorge Javier Vázquez ha irrumpido esta tarde en el plató de ‘Sálvame’ y es que el programa cumple diez años. El presentador ha mirado hacia atrás, cuando nadie pensaba que Sálvame permanecería en antena una década, nos ha hecho pensar en cómo ha cambiado nuestra vida, cómo el programa pasó de hablar de los famosos a hablar de ellos mismos y de cómo consiguieron así lo que se ha convertido en su mejor baza: convertirse en una familia. Pero el presentador lo ha dejado claro, su discurso no es ni triste ni nostálgico y, aunque por ahora no habrá fiestón, lo habrá. Y será estudiado…

El 26 de abril de 2009, en el estudio 1 de Telecinco se encendieron las luces para iluminar las tardes de la televisión. El mismo Pedro Piqueras nos ha dado la noticia y nos ha hecho retroceder en el tiempo para recordar cómo era entonces la actualidad.
Tal día como hoy, la presencia del dueño del cortijo era imprescindible. Jorge Javier Vázquez ha estado presente de un modo muy especial:

«Jamás pensé que aparecería en televisión como un holograma pero muchos tampoco pensaban que ‘Sálvame’ cumpliría 10 años y aquí estamos».

Menos de 24 horas después de su reaparición tras sufrir un ictus, el presentador nos ha hecho pensar, retroceder en el tiempo: «Pensad en lo que ha cambiado vuestra vida, a mí me da vértigo. Aquí nos ha pasado de todo:

«Nos ha dado tiempo a mudarnos, casarnos, divorciarnos, hemos engordado, nos hemos puesto a dieta, hemos conocido a gente estupenda y a otros de los que no queremos ni acordarnos… O yo mismo, quién iba a decirme que iba a estar a punto de no poder celebrarlo».

‘Sálvame’ nació con la crisis y, a su modo, salvó a muchos: «Nos salvó a algunos que estábamos un poco olvidados y reunió a lo mejor de lo peor». Crecieron rápidamente y, sin darnos cuenta, empezaron las lágrimas, los invitados a la fuga y las salidas de plató: «Estábamos tan felices que se nos olvidó hablar de los famosos o de los realities porque nos apetecía jugar entre nosotros o comentar nuestra vida». Y, a lo largo de este tiempo, se han convertido en lo que son: «Hemos hecho lo que hacen todas las familias, hablar y criticar mucho, para qué nos vamos a engañar, por eso, porque somos una familia más, hemos llegado hasta aquí».

Pero ni el día ni el discurso pretendía ser triste o nostálgico y Jorge Javier ha acabado con un alegato y una promesa: «Está bien recordar pero mejor está continuar y celebrar que estamos vivos, muy vivos. Habrá fiestón, os lo aseguro, la celebración será estudiada en los libros».

Pero todo no han sido alharacas. Estos diez años han dado para mucho y tambien para lograr el record de ser el programa que más demandas y querellas judiciales ha recibido y perdido, principlamente por intromisión al derecho al honor y la intimidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído