El polemista gallego cierra una etapa de 9 años con Wyoming y más de una década colaborando con Globomedia

Gonzo se despide de ‘El Intermedio’: Estas son sus seis broncas más sonadas en las que no salió precisamente muy bien parado

Hermann Tertsch o Bieito Rubido no se dejaron mangonear por las malas artes del que será nuevo presentador de 'Salvados'

Gonzo se despide de ‘El Intermedio’: Estas son sus seis broncas más sonadas en las que no salió precisamente muy bien parado

El Intermedio (laSexta) cerró temporada la noche del 27 de junio de 2019 despidiendo a ‘Gonzo’, el reportero ‘incordiador’ que, en nombre de la línea editorial progresista iba a a hacer preguntas provocadoras con todos los que olieran a derecha o fueran enemigos de su programa para ver si lograba hacerlos cabrear.

Es cierto que el Gran Wyoming suelta muchas alegatos duros, pero siempre desde el plató y nunca ‘cara a cara’ a sus enemigos. Algo similar pasó en el Caiga Quien Caiga, donde era el que más cobraba de los presentadores, pero el único que no salía del plató de Globomedia salvo cuando tuvo que visitar La Moncloa.

Gonzo ya fue reportero ‘globomedio’ en aquel Caiga Quien Caiga donde se hizo célebre ridiculizando a militantes de Nuevas Generaciones del PP y nunca se desvinculó del todo. En 2008 protagonizó su episodio más polémico: aceptar presentar un programa magazine de tarde producido por Globomedia-Mediapro denominado El Método Gonzo para competir por Está Pasando, que primero apareció como un espacio de humor político al estilo de lo que hoy sería Todo Es Mentira, pero luego evolucionó a un programa de ‘crónica negra’ explotando el caso del accidente del Spanair. Gonzo se cansó de tanta crónica negra y abandonó el proyecto.

De ahí aterrizó en El Intermedio de Globomedia donde ha sido quien ha tenido que descender al barro con una misión. Ir a incordiar con preguntas a gente enemiga del programa para tratar hacerlos estallar. En ocasiones lograba incomodarles, como a Rosa Díez, pero no enfurecerles. Otros como José Luis Baltar lograban mantener la sonrisa. Se pueden recordar que Gonzo ha tenido seis éxitos muy relevantes en su obsesión por hacer ‘estallar’ de ira ante las cámaras a distintas personalidades.

Gonzo contra José Eugenio Arias: «¡Es un programa de mierda, socialistas asquerosos!»

Uno de los momentos más ‘bajunos’ de Gonzo fue, en febrero de 2011, cuando se enfrentó al dueño de un local, José Eugenio Arias, de ideas conservadoras, después de que le cerraran el negocio por no querer cumplir la ley antitabaco. (Intereconomía TV había promocionado mucho su ‘insumisión’ en el programa de Antonio Jiménez). A pesar de Arias le dejó claro que no quería hablar con él, y que sus empleados suplicaron a Gonzo que dejara de acosar con su micro a su jefe, en un momento tan duro para él, Gonzo cumplió su trabajo de incordiar a aquel hombre, con preguntas del tipo ‘por su culpa sus empleados pueden perder su trabajo’. Sus empleados suplicaron “se lo pedimos por favor, lo puede dejar”, pero Gonzo es un buen soldado con la misión de cabrear y siguió y siguió incordiando hasta que logró mosquearle del todo “¡Que me deje en paz! ¡Es un programa de mierda, socialistas asquerosos!”, se desgañitó aquel hombre ante las cámaras de La Sexta. Objetivo cumplido, Gonzo.

Gonzo contra Josep Anglada: «¡Ya estoy harto!»

En octubre de 2010 Gonzo fue a por Josep Anglada, por entonces concejal en Vic por Plataforma per Catalunya cuando presentaba un libro. Anglada había logrado mantener el tipo ante encerronas de Jordi Évole o de una reportera islámica en Telecinco, pero Gonzo tenía más habilidad en su objetivo: hacer enfadar a Anglada como fuera, le reprochó sus principios del humanismo cristiano, sobre el Papa, trató de buscar todas sus ignorancias “¡Cita en su libro al profesor Neira, pero no sabe de qué es profesor ni donde! ¡Cita la Inmortale Dei y no sabe lo que es!”. Anglada, que había empezado respondiendo muy amable, perdió la paciencia y se retiró del lugar, pero Gonzo fue detrás de él a seguir incordiando, fiel a su trabajo: “¡No me interesa la pregunta que hace! ¡No me interesa contestarle más! ¡Ya estoy harto!”. A modo de burla Gonzo le ofreció que le firmara el libro, algo que Anglada rechazó.

Gonzo contra Hermann Tertsch: «¡gentuza! ¡Bicharracos!»

Hermann Tertsch fue uno de los mayores enemigos de ‘El Intermedio’, después de que este les demandara por un vídeo en el que le presentaban como un asesino (pleito que coincidió con que fuera víctima de una paliza). A Gonzo le tocó verse con él en varias ocasiones para incordiarle. La primera fue en diciembre de 2010 cuando presentaba un libro en el que Hermann Tertsch se remitió al juicio. “¡En los tribunales nos veremos!”. Eso sí Hermann Tertsch, al contrario que Anglada, sí le ofreció firmarle el libro y esta vez fue Gonzo el que lo dejó claro “No quiero que me lo firme”, dejando claro que el tema de pedir la firma sólo era una provocación.

En mayo de 2014 se volvieron a encontrar Gonzo y Hermann Tertsch. Esta vez en cuanto Gonzo se acercó a incordiar Tertsch optó por el ataque preventivo: “Sois una auténtica gentuza, todos vosotros, tú y vosotros. Auténtica gentuza. ¡Dejadme en paz!”. En octubre de 2015 se volvieron a encontrar Tertsch y Gonzo. Y esta vez Gonzo disparó primero “se ha ido de Intereconomía, de 13TV, de la COPE, sólo le queda La Sexta”, a lo que Tertsch le respondió: “La Sexta tiene gente que crece como bicharracos”.

Carlos Dávila logró descuadrar a Gonzo: «¡La Sexta no tiene nada que ver con Público!»

El objetivo predilecto durante 2010 de Gonzo eran los de Intereconomía, fue a por Mario Conde o a por Antonio Jiménez y logró hacerles pasar un mal rato con sus incordios. Pero no así Carlos Dávila, el entonces director de La Gaceta le devolvió la jugada y le recordó que mientras que La Gaceta daba la programación de laSexta, Público no daba la programación de Intereconomía TV. ¡Nosotros no tenemos nada que ver con Público! (“Claro, ni yo con Intereconomía TV, se río Dávila en la cara del reportero al que había descuadrado). Dado que Gonzo tenía que saber que el accionista de referencia de laSexta, el accionista de referencia de Globomedia-Mediapro y el accionista de referencia de Público era la misma persona, Jaume Roures, estaba vez el que había sido pillado en una mentira era él.

La ira de Bieito Rubido y el desprecio de Gonzo a invitarle a plató: «¡Me estás acosando!»

Pero si ha habido un objetivo predilecto de Gonzo ha sido Bieito Rubido, gallego como él, el director del diario ABC al que Gonzo ha perseguido con una insistencia que, claro, nunca se ha visto con el director de La Razón, Francisco Marhuenda, que no deja de ser de un medio ‘hermano’ de laSexta. Gonzo fue por primera vez a por él en mayo de 2014, acusándole de haber faltado al respeto a Eduardo Madina. “Eso se lo aclaré al señor Madina”.

En marzo de 2015 Bieito Rubido se hartó de la persecución de Gonzo, que lo acusaba de complicidad con la dictadura de Guinea y se encaró con él. Como le tiro el micro el público no pudo escuchar lo que le dijo, que a juzgar por su cara no debía ser demasiado bonito, aunque sí pudieron ver como Rubido tapaba la cámara de La Sexta con su mano: “¡¿Siendo periodista, cómo puede hacer esto?!”, exclamó Gonzo, “¡Tú invades mi libertad, y me acosas! ¿Sabes lo que es acosar? ¡Acosar es lo que haces tú!”, respondió el director de ‘ABC’. Aquello pareció un concurso de maleducados, porque cuando Rubido se recompuso y le ofreció aceptarle una entrevista si le llamaba previamente”. “¡No tengo ningún interés ya por entrevistarle!”, respondió un sorprendentemente orgulloso Gonzo.

Pero los jefes de Gonzo no debieron pensar igual porque en octubre de 2015, de nuevo el reportero Gonzo fue a por Rubido alcachofa en mano y le pidió una entrevista.

Gonzo –  La última vez me dijo que le pidiese las entrevistas. Se la pido ahora. ¿Cuándo podemos hacerla?

Rubido – Yo quiero que me entreviste Wyoming.

Gonzo – ¿En plató?

Rubido –  Claro.

Gonzo – ¡El plató es para las personas importantes!

Gonzo demostró ahí que, aparte de incordiar, también sabía despreciar como despreció aquel día la oferta de Rubido de aceptar ir al plató de El Intermedio pero, a juicio del reportero, no era suficientemente ‘importante’ para el programa. ¿Ahora en ‘Salvados’ será tan exquisito para aceptar quién pueda ser entrevistado en su espacio?

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Lo más leído