PINCHAZO DIARIO

Màxim Huerta ridiculiza en directo a Pedro Sánchez por su catastrófico programa en TVE

Màxim Huerta ridiculiza en directo a Pedro Sánchez por su catastrófico programa en TVE
Máxim Huerta, en su presentación en TVE. TVE.

La noticia saltaba el pasado mes de junio y sorprendía a propios y extraños: Pedro Sánchez le ha regalado a su amigo Màxim Huerta un infame programa en TVE en el que lo primero que hacía era llorar como una magdalena recordando cómo le mandaron a casa apenas cinco días después de haberle nombrado ministro de Cultura.

Uno podía esperar que ante semejante muestra de generosidad y despilfarro, el periodista valenciano se embolsará más de 46.800 euros en dos meses, cuatro veces más que lo ganaba como ministro, hiciera un programa exitoso… pero es la ruina.

Un premio después de que utilizase una sociedad con la que defraudó a Hacienda 218.322 euros entre 2006 y 2008, y tras sumar la multa tuvo que abonar un total de 365.938 euros. Dos resoluciones judiciales así lo atestiguaron con duras acusaciones contra él.

Ahora de vuelta a televisión, el programa ha apostado para asegurarse audiencia (algo muy lejos de la realidad) por un buen ramillete de caras conocidas y de renombre. Así, junto a Huerta, aparecen a diario Olga Viza, Gemma Nierga, Lorenzo Caprile, Juanma López Iturriaga, Mónica López, Tony Aguilar, Ana García-Siñeriz, Boris Izaguirre, María Gómez, Carlos Córdoba, Santiago Segura, Jacob Petrus y muchos otros rostros conocidos.

Pero el “regalo” de Sánchez a su exministro está doblemente envenenado en sus dos vertientes. Ahora lo entenderán…

Las audiencias, a las que ha accedido Periodista Digital, que registra Huerta son ridículas. Por un lado, el exministro deja mal a los responsables de TVE, que han hecho un despilfarro para un programa catastrófico, y por el otro Sánchez ha puesto a los pies de los caballos al ministro más breve de la democracia que se topa con la realidad de que, al menos ahora, la gente no le quiere en televisión.

El programa es residual y empeora las ya de por sí ridículas audiencias de Televisión Española. Máximo (o mejor dicho ‘Mínimo‘) ha perdido un punto de audiencia desde que se estrenó: el primer día de emisión, el lunes 8 de julio, ya registró un pobre 5,9% de share y el viernes día 12 ya había caído hasta el 4,9%.

El número de espectadores es aún más vergonzoso y desalentador: 219.000 telespectadores el pasado viernes. El programa de Huerta ha empeorado los datos de La 1 en esa franja que estaban en torno al 7% de cuota de pantalla y se ha colocado como quinta opción a esa hora del día, incluso por detrás de Cuatro… que ya es mucho decir.

Lo nunca visto en TVE. Es decir, los Rosa María Mateo y compañía han rebajado a la televisión pública a competir con las TDT, la segunda división B del marcado televisivo. Un desastre.

Te puede interesar

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído