TELEBASURA EN ESTADO PURO

Las ‘antivioladoras’ de gallinas se compinchan con los ‘teleñecos’ de Risto para romperle los huevos al ciudadano ‘normal’

¡Hay que dejar hablar a las compañeres!

Las portavoces del santuario animalista Almas Veganas van como pollo sin cabeza.  Presumen de separar a las gallinas de los gallos porque son «violadas», una gilipollez a medio camino entre la distopía orwelliana y la reeducación maoísta, pero el pellejo de corderito tras el que se esconde la bestia ecologista afila sus colmillos. Y lo hace aliada con la telebasura más abyecta.

Fani, Pilar y Rans (han preferido mantener sus apellidos en el anonimato y no nos extraña) son las tres mujeres fundadoras del santuario animal ‘Almas Veganas’.

Hace unos días se viralizaba un vídeo en el que dos de estas animalistas explicaban, con todo el ‘careto’, como abordaban el tema de la puesta de huevos de las gallinas.

Este 28 de agosto de 2019 las delirantes ‘Almas Veganas’ entraban en directo en el programa ‘Todo es Mentira’ (Cuatro) para dar explicaciones ante este vídeo que muchos creyeron incluso que no era real. Una de ellas apuntaba:

Sabemos que esto es un programa sensacionalista que busca la risa fácil.

La verdad es que razón no le faltaba ya que los esbirros de Risto Mejide se mofaban de estas mujeres que pedían que las dejasen hablar:

¡Hay que dejar hablar a las compañeres!

Ante los insultos que han recibido, la más valiente de las tres entraba en cólera:

Son personas fascistas, son comentarios tránsfobos, racistas, fascistas. Nosotras tenemos mucho trabajo aquí con les animales.

No hay mucha diferencia entre unas trastornadas urbanitas criadas en la comodidad de una educación burguesa y aquellas que con la excusa del feminismo consiguieron censurar la libertad de expresión del grupo de hip hop sevillano SDK en Bilbao.

Quizá habrá que convenir de que esto va de estupidez humana pero nos atrevemos a ser todavía más mal pensados todavía: esto va del fracaso de una generación a la que se ha lavado el cerebro con chorradas ecologistas (ahí está la sacerdotisa Greta) para ser usados como rebaño por la izquierda y por la telebasura a su servicio.

Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído