DESASTRE DEL REAL MADRID EN LA CHAMPIONS LEAGUE

Cristóbal Soria se mofa de Tomás Roncero tirándole a la cara fideos marca ‘Di María’

Esto no acaba hasta que canta la gorda y eso será hasta bien avanzada la primavera de 2020, cuando se dirima quien se lleva la Champions, la Liga y todo lo demás, pero la de este 18 de septiembre de 2019 fue una noche espantosa para Tomás Roncero.

No sólo durante la hora y media en que vió a su amado Real Madrid hacer el canelo en el Parque de los Príncipes parisino, superado de principio a fin por el PSG. Tampoco se limitó el calvario al rato que paso tratando de hilvanar unas líneas sobre lo ocurrido para el diario AS.

Lo urticante, lo penoso, la afrenta de verdad le llego a Roncero sufrió una de las noches más dolorosas en El chiringuito de Pedrerol, que dedicó casi todo el programa al 3-0 con que el Real Madrid cayó frente al PSG, que para más inri jugaba sin jugó sin sus tres estrellas: Neymar, Mbappé y Cavani.

Cristóbal Soria, antimadridista de plantilla, llegó al plató mofándose y tirando fideos, en honor a los goles de Angel Di María.

Angel Di Maria.

Para quien no esté al tanto, recordamos que al argentino, ex jugador del Real Madrid, le apodan, apodado el ‘fideo’.

El gesto sacó de sus casillas a Roncero, que explotó a gritos contra el exdelegado del Sevilla.

«¡Ya está bien! No le hace gracia a nadie. Se hace gracia a sí mismo. Nunca se mira el ombligo. Debe ser que no gana títulos. No sabe lo que es la Champions ni la vas a ver en tu vida…¡En tu vida vas a coger una Orejona! ¡En tu vida! ¡Te irás de este mundo y no sabrás lo que es tocar una Copa de Europa!».

«La vas a ver en el Telediario. Tu amigo Ramos es el único que te la habrá podido acercar. ¡Relájate un poquito!».

«Estaremos jorobados, pero lo estamos con el palacio lleno de oro».

El periodista Tomás Roncero.

Soria se tomó a guasa la reprimenda de su compañero, lo que llevó que Tomás elevara aun más el tono:

«Tú ríete, que el ‘karma’ siempre vuelve. ¡Te vas a comer los fideos crudos, crudos! ¡Verás cuando se te atragante uno y no te vaya ni para arriba ni para abajo! ¡Te va a faltar el oxígeno!».

Josep Pedrerol, con la boca pequeña y viendo como subía la audiencia, se limitaba a murmurar:

«Que nadie se mosquee».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído